ArchivoEdición impresa

Acceso a suscriptores »

Accede a EL PAÍS y todos sus suplementos en formato PDF enriquecido

sábado, 12 de enero de 2008
Reportaje:Talentos

Fotografiar el silencio

Caio Reisewitz muestra en Barcelona su mirada de la naturaleza

Armado de trípodes, placas y grandes cámaras, como los fotógrafos viajeros del siglo XIX, Caio Reisewitz se desplaza por el planeta para "registrar" -él raramente emplea el verbo fotografiar- la realidad que le rodea, sobre todo la naturaleza, intacta y construida, subyugada y dominante, amenazada y soberbia. "No es la foto rápida y ágil del reportero, que surge de la oportunidad. Es un proceso largo que remite a la pintura, basado en la construcción de la composición, herencia de la escuela alemana", explica Reisewitz, que estudió en Alemania, tras criarse en São Paulo, donde nació en 1967.

Tras la presentación de su proyecto Reforma agraria en PhotoEspaña 2006, Reisewitz vuelve a España de la mano de la galería Joan Prats de Barcelona, que hasta finales de febrero -bajo el título Assim se crian realidades- expone una selección de obras de grandes dimensiones, que plantean una reflexión sobre el deterioro del medio ambiente y la difícil relación entre el hombre y la naturaleza.

"El mío es un proceso de trabajo largo, que remite a la pintura"

Los espacios naturales, protagonistas indiscutidos, aparecen en todas sus facetas: de la vegetación boyante que invade el santuario colonial de San Pedro Claver en Cartagena de Indias (Colombia), a la floresta artificial del Palmengarten de Francfort; de la selva arrasada por las explotaciones ganaderas en la región de Aquidauana, a la naturaleza virgen, ajena a la interferencia humana, de Mamanguà en el litoral de São Paulo. "La foto de registro rechaza el sensacionalismo y permite una neutralidad que se concreta en una mirada mucho más abierta, que no propone ningún enfoque, sino que ofrece más posibilidades interpretativas", asegura Reisewitz. Su pretendida neutralidad no le impide apasionarse cuando habla de los problemas de su país: "La reforma agraria no está dando los resultados esperados, sigue habiendo mucha corrupción y la puesta en marcha de políticas puramente asistenciales tienen efectos colaterales negativos. No es cuestión de dar limosnas a quien tiene hambre, sino de ofrecerle un trabajo digno".

De los seres humanos, grandes ausentes de las imágenes de Reisewitz, quedan huellas inequívocas en la naturaleza herida y en las obras arquitectónicas: de las chabolas que el Movimiento de los Sem Terra construye en los latifundios, hasta las iglesias barrocas con las que los misioneros apabullaban a los indios, pasando por los edificios-símbolos de Oscar Niemeyer. El artista está realizando otra serie sobre las iglesias barrocas y el patrimonio arquitectónico colonial amenazado, por encargo de la UNESCO. En marzo volverá a España para participar en una exhibición colectiva en el Marco (Museo de Arte Contemporáneo) de Vigo, pero antes viajará a la Antártida para "registrar" el deshielo durante el mes de febrero, "que es cuando la rapidez del fenómeno resulta especialmente preocupante". Allí inmortalizará toda la majestuosidad del entorno natural y su inevitable deterioro, "en fotos llenas de silencio, que hablan alto y claro".

Caio Reisewitz, en la galería barcelonesa que expone sus fotografías. / MARCEL.LÍ SÀENZ

Dos de las imágenes del fotógrafo brasileño que se muestran en la galería Joan Prats.

Atención al cliente

Teléfono: 902 20 21 41

Nuestro horario de atención al cliente es de 9 a 14 los días laborables

Formulario de contacto »

Lo más visto en...

» Top 50

Webs de PRISA

cerrar ventana