Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra
Una captura bajo investigación

Una detención con policontusiones

Uno de los presuntos etarras detenidos en Mondragón ingresa en la UCI después de su "violento" arresto - Denuncia golpes en cara, tórax, abdomen y extremidades

El presunto miembro legal (sin fichar) de ETA Igor Portu Juanena, de 29 años, ingresó en el servicio de Urgencias del hospital Donostia a las 3.56 de ayer con una costilla rota, el ojo izquierdo amoratado, un neumotórax y "múltiples" hematomas, erosiones y abrasiones en rodillas y tobillos, según el parte médico del centro sanitario. El presunto activista de ETA había sido detenido sobre la una de la tarde del domingo por efectivos del Grupo Antiterrorista Rural (GAR) de la Guardia Civil en Mondragón (Guipúzcoa) cuando caminaba junto a otro presunto etarra, Martín Sarasola, ambos naturales del municipio de Lesaka (Navarra). Los presuntos etarras portaban en el momento del arresto sendas mochilas con dos revólveres envueltos en un plástico.

La Guardia Civil sostiene que las lesiones del activista son producto del momento de la detención, que fue violenta. La versión de Interior atribuye las lesiones que presentaba Portu al llegar al centro hospitalario a la fuerte "resistencia" que puso el presunto miembro de la organización terrorista. Por ello los mandos de la Guardia Civil decidieron informar al juez de la Audiencia Nacional Juan del Olmo, que se encontraba de guardia, de que Portu y Sarasola, de 29 y 30 años respectivamente, habían sido detenidos y que uno de ellos se había resistido a la detención y había tratado de escapar, por lo que había sido necesario recurrir a la fuerza para reducirle.

A la vista de los hechos, Del Olmo decidió delegar la supervisión del estado del detenido al juzgado de guardia donostiarra con instrucciones para que ambos arrestados fueran examinados por un forense, lo que no ocurrió hasta pasadas las 3.20 de la madrugada.

Según la versión que anoche dio el ministro del Interior, Alfredo Pérez Rubalcaba, en el momento del arresto se empleó "la fuerza reglamentaria". Los hechos ocurrieron en una carretera en el municipio de Mondragón donde los GAR habían colocado un control. Los dos presuntos etarras intentaron huir después de que los agentes les pidieran que mostraran el contenido de las mochilas donde portaban los revólveres y que habían considerado sospechosas.

Una vez que los cuatro agentes que le perseguían le alcanzaron, Igor Portu se resistió y forcejeó con los guardias civiles, momento en el que emplearon la fuerza para reducirle. Los agentes se echaron encima para placarle y después le arrastraron por el suelo. Fuentes de Interior indicaron que el otro presunto miembro legal (no fichado) de la organización terrorista, Martín Sarasola, no presentó resistencia alguna en el momento de ser apresado. Sarasola no tenía ninguna lesión.

Tras pasar por la comandancia de la Guardia Civil de San Sebastián, ambos detenidos fueron trasladados a última hora de la noche del domingo a Lesaka (Navarra), municipio donde residían, para estar presentes en los registros que comenzaron minutos antes de las 22 horas en sus respectivos domicilios.

Los registros se prolongaron durante varias horas y al finalizar, sobre las 1.30, los agentes volvieron a llevar a ambos detenidos a la comandancia de San Sebastián. Fue después cuando el juez de guardia donostiarra envió a un médico forense para que examinara a los supuestos etarras en dependencias policiales. Y allí, por primera vez, según la versión de Interior, Portu comenzó a quejarse de diversos dolores. Para entonces, habían pasado ya más de 15 horas desde la detención en Mondragón.

El médico forense que examinó a ambos detenidos ordenó el traslado de Portu al hospital donostiarra, donde llegó "caminando por su propio pie, consciente y orientado". En el relato del supuesto etarra incluido en el parte médico del Servicio de Urgencias del hospital Donostia, firmado por la doctora Miren Koro Villar Eceiza, el detenido indica que ha sido "golpeado con puños y patadas en cara, tórax, abdomen" y en las extremidades inferiores, aunque no queda recogido en qué momento se han producido. Y apunta, además, que tiene un "importante dolor torácico bilateral", según el citado parte. El informe de Urgencias aclara que Portu tenía policontusiones, fractura del arco costal posterior de la novena costilla izquierda, contusión pulmonar, neumotórax izquierdo y un importante enfisema (hinchazón) subcutáneo desde la región cervical hasta la pelvis. Y además en las extremidades inferiores, el informe apunta que en las extremidades inferiores Portu tiene "las rodillas y tobillos estables con múltiples hematomas, erosiones y abrasiones".

Durante todo el día de ayer no hubo un nuevo parte médico oficial. El centro, que estuvo atestado de cámaras y periodistas, tenía órdenes directas de Del Olmo de guardar silencio. Tan sólo confirmó que el joven se encontraba en cuidados intensivos, en la sección de Medicina Intensiva, informa Yolanda Montero.

Mientras tanto, el otro detenido fue trasladado a las dependencias de la Guardia Civil a Madrid, donde pasará mañana a disposición judicial.

Parte médico

- "Paciente trasladado por la policía para valoración de lesiones tras su detención. - "El paciente refiere haber sido golpeado con puños y patadas en cara, tórax, abdomen y extremidades inferiores".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 8 de enero de 2008

Más información