Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

El éxito del 'bicing' anima a extenderlo al área metropolitana

Barcelona tiene más de 100.000 usuarios del sistema

El éxito que el bicing , el servicio público de alquiler de bicicletas, ha obtenido en Barcelona, donde en nueve meses ha logrado atraer a más de 100.000 abonados, ha planteado seriamente la posibilidad de extender este sistema de transporte a poblaciones del área metropolitana. Por ello, la Entidad Metropolitana del Transporte analiza la opción de implantar este servicio, que se puso en marcha en marzo de 2007, a los municipios de L'Hospitalet, Badalona y Santa Coloma de Gramenet.

El alcalde de Barcelona, el socialista Jordi Hereu, hizo entrega ayer del carnet de abonado del bicing número 100.000. Hereu explicó que el sistema está en fase de análisis y añadió que "en pocos meses" se dispondrá de un diagnóstico sobre la viabilidad de la propuesta. Hereu puso como ejemplo que entre L'Hospitalet y Barcelona "hay un millar de movimientos que se pueden hacer en bici". En caso de que prospere la idea, se implantará bajo la coordinación de Barcelona.

Hereu explicó que la ampliación del bicing "obligará a trazar itinerarios metropolitanos. Será un ejercicio muy importante e interesante. Creo que tiene mucho sentido y es absolutamente adecuado".

Referente

El sistema del bicing ha convertido a Barcelona en un referente del transporte público en bicicleta. Se puso en marcha el 22 de marzo de 2007 con 14 estaciones y 200 bicicletas. Sólo un mes después, contaba ya con 5.000 usuarios, una cifra que ha ido creciendo de manera exponencial durante los primeros meses de funcionamiento.

Hoy, apenas nueve meses después de su puesta en marcha, el sistema está plenamente consolidado y cuenta con 194 estaciones repartidas por los distritos de Barcelona, 3.000 bicicletas en servicio y 100.670 abonados.

A juicio de Hereu, la implantación del bicing ha sido "una de las cosas más relevantes que han sucedido en 2007 en Barcelona", donde este servicio se ha erigido como un medio de transporte "habitual, cotidiano y masivo", utilizado por ciudadanos de todas las edades y clases sociales.

El objetivo es realizar un salto cualitativo y cuantitativo durante el primer semestre de 2008, en que el servicio alcanzará las 400 estaciones y 6.000 bicicletas, repartidas por toda Barcelona, excepto en los distritos con una pendiente superior al 4%, que hace inviable su uso. Hereu anunció que el 1 de febrero entrará en servicio el número de teléfono gratuito 900 315 531 para solucionar los problemas que puedan surgir en el servicio.

Pero no todo son alegrías en la implantación del exitoso servicio. La posiblidad que tiene el bicing de morir de éxito es real: hay pocas bicicletas para abastecer la gran demanda; en consecuencia, las estaciones están vacías de vehículos, y la red de carriles bici es claramente insuficente, con sólo 130 kilómetros.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 4 de enero de 2008