Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Manuel de la Rocha

El hombre propuesto ha estado ligado al sindicato y a la izquierda del PSOE

Manuel de la Rocha, madrileño, militante del PSOE y de la UGT desde 1972, tuvo como mentor político a Luis Gómez Llorente. Y como él, siempre ha estado a la izquierda de su partido. Fue alcalde de Fuenlabrada (Madrid) en los 80, y consejero de Educación cuando Joaquín Leguina presidió la Comunidad. Aunque siempre ha mantenido su despacho de abogado abierto para UGT, desde hace diez años la relación se ha estrechado.

Es presidente de la Comisión de Relaciones Laborales del Consejo Económico y Social (CES) en representación de UGT. Junto a su gran amigo de Izquierda Socialista Antonio García Santesmases, catedrático universitario, y otros miembros de la corriente, como el actual portavoz y diputado Juan Antonio Barrio de Penagos, sabe muy bien lo que es quedar en minoría, por sus posiciones heterodoxas, ante contundentes mayorías. Quedaban mal por ser críticos cuando al PSOE le iba bien, y quedaban peor cuando insistían en discutirlo todo cuando su partido iba hacia la derrota.

Fue diputado en la legislatura 1993-96 en la que se opuso a la reforma laboral de su Gobierno, y fue durísimo cuando saltó el escándalo de los GAL. Le reconfortó que su soledad era sólo política porque sus grandes amigos estaban y están repartidos por todo el PSOE.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 27 de diciembre de 2007