Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete

Europa derrumba sus fronteras desde Portugal hasta el Báltico

Nueve países se suman al espacio de libertades Schengen

Más de 400 millones de ciudadanos europeos podrán circular libremente a partir de hoy sin controles fronterizos desde Portugal hasta el Báltico.

Más de 400 millones de ciudadanos europeos podrán circular libremente a partir de hoy sin controles fronterizos desde Portugal hasta el Báltico. La entrada en vigor del nuevo espacio de libertades Schengen con la suma de nueve países -Polonia, Hungría, República Checa, Eslovaquia, Eslovenia, Lituania, Estonia, Letonia y Malta- a los 15 que ya estaban dentro supone un paso concreto y tangible del proyecto de la Unión Europea, pese a sus crisis institucionales. Constituye también el final definitivo del último vestigio del telón de acero que encerraba a los países del antiguo bloque soviético.

Con los nuevos socios, las fronteras exteriores de la zona Schengen, creada en 1985, aumentan en 4.278 kilómetros, quedando Polonia como la última gran barrera frente a sus vecinos más al este.

El Gobierno de Varsovia ha reforzado y modernizado el control de sus fronteras con Ucrania y Bielorrusia para impedir la entrada de inmigrantes ilegales, verdadero desafío para esta nueva realidad de la UE.

* Este articulo apareció en la edición impresa del Viernes, 21 de diciembre de 2007