Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra
Reportaje:

Mi voto es para...

Actores, cantantes y presentadores también hacen campaña electoral en EE UU

Hay quien dice que es la mujer más poderosa del mundo. Y hay listas que la sitúan en primer lugar como la mujer negra más rica del planeta. Es Oprah Winfrey, la reina de las tardes televisivas en Estados Unidos. Y su voto es para... ¡Barack Obama! La presentadora de televisión mueve masas, y eso en tiempo electoral es sinónimo de votos. A menos de 20 días de los tan mencionados y poco conocidos caucuses de Iowa (donde un grupo de ciudadanos elegirá al candidato presidencial de cada partido), cada famoso, cada celebridad, opta por su político favorito.

Por supuesto, Hillary Clinton también tiene sus apoyos. La sempiterna activista demócrata Barbra Streisand la ha apoyado y le ha cedido fondos. "Señora presidenta de los EE UU, qué idea más extraordinaria", dijo la cantante en un comunicado. "Estamos en un momento glorioso, donde el poder de la mujer puede no conocer límites".

"No soy Oprah", dijo el actor Tim Robbins en un acto en Iowa, "pero Edwards tampoco es Obama o Clinton". Edwards es John Edwards, el demócrata que ya se postuló en 2004 a la vicepresidencia de la Casa Blanca y que ahora se sitúa tercero en la intención de voto. Kevin Bacon se sumó a Robbins y apoya a Edwards.

Otro actor: Sean Penn. Siempre más a la izquierda, siempre nadando más contracorriente. Su voto el 4 de noviembre de 2008 irá a la urna de Dennis Kucinich, congresista de Ohio que ni siquiera fue invitado al debate de Iowa porque las estadísticas no le dan más de un 1% del voto...

Menos se habla, porque son más escasos, de los apoyos de Hollywood al campo republicano. Pero los hay. El actor Robert Duvall ha expresado su preferencia por Rudy Giuliani. Y sólo un famoso le ha dado un voto de confianza al candidato ultraconservador Mike Huckabee: el incombustible ranger de Tejas y rey de los puñetazos, Chuck Norris. Y el predicador que niega la existencia de la teoría de la evolución presenta así su política de inmigración: "Ésta es mi política contra la emigración ilegal: Chuck". A su lado, el ranger más famoso pone cara de pocos amigos.

* Este articulo apareció en la edición impresa del Lunes, 17 de diciembre de 2007