Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete

Rato critica la "pasividad" de los Gobiernos ante la crisis financiera

El ex jefe del FMI avisa de que no basta con el plan del BCE

Rodrigo Rato advirtió ayer de que la crisis financiera abierta con las hipotecas basura de EE UU no se resolverá únicamente con la bajada de tipos de interés o la inyección de dinero público en el sistema. El ex director gerente del FMI reclamó otras "actuaciones políticas, más allá de las monetarias". "Sólo están actuando los bancos centrales y me sorprende la pasividad de los responsables de política económica de los Estados", agregó.

Entre las reformas necesarias, Rato apuntó las que afronten el envejecimiento de la población europea y la eliminación de aranceles en los países en vías de desarrollo. Dijo además que la etapa en que los Estados emergentes carecían de poder de decisión en el organismo financiero que ha dirigido los últimos tres años se ha acabado. "Deben tener mayor peso y asumir nuevas responsabilidades", dijo.

En su primera intervención desde su fichaje por el banco de inversión estadounidense Lazard, el ex ministro de Economía señaló que la situación creada por la crisis hipotecaria era previsible, porque procede de enfermedades de sobra diagnosticadas, como el fuerte endeudamiento, la falta de ahorro y la caída del dólar. A éstas se suman la dependencia energética del mundo desarrollado y la amenaza inflacionista.

"Lo más sorprendente ha sido el contagio al sector financiero, que puede acelerar la pérdida de dinamismo de la economía mundial", subrayó Rato anoche en la Fundación Caixa Galicia de A Coruña.

* Este articulo apareció en la edición impresa del Sábado, 15 de diciembre de 2007