ArchivoEdición impresa

Acceso a suscriptores »

Accede a EL PAÍS y todos sus suplementos en formato PDF enriquecido

viernes, 14 de diciembre de 2007
Reportaje:La lucha contra el cambio climático

2007, uno de los años más cálidos de la historia

Las temperaturas medias más altas se concentran en los últimos 13 años

Este año, a un par de semanas de concluir, va camino de ser el segundo más caluroso en el hemisferio Norte del planeta desde 1850, es decir, desde que se tiene registro directo de temperaturas, sólo superado por 1998, según los datos adelantados ayer por dos de las más prestigiosas instituciones mundiales de investigación del clima, el centro Hadley y la Universidad de East Anglia, ambas británicas. Los 11 años de temperaturas más elevadas en más de siglo y medio se concentran en los últimos 13 años, un indicador del calentamiento global.

Con los datos de temperatura desde enero a noviembre, 2007, en promedio mundial, será el séptimo año más caluroso desde que se tiene constancia, mientras que en el hemisferio Sur las temperaturas no han subido tanto. En concreto, a falta del último mes, este año en el hemisferio Norte hace 0,63 grados centígrados por encima de la media de temperatura entre 1961 y 1990 (14 grados centígrados). En 1998, se registraron 0,66 grados más que dicha media, y en 2005, 0,64 grados. El calentamiento de 2007 (hasta noviembre) de todo el planeta es de 0,41 grados.

El nivel medio del mar ha subido 20 centímetros desde 1870

El sureste de Europa sufrió el año pasado dos olas de calor extremo

La Organización Mundial de Meteorología (OMM) presentó también ayer estos datos, reforzados por los resultados de otra institución de referencia mundial en cuando a registros climáticos: la NOAA estadounidense, según la cual, 2007 puede muy bien situarse en quinto y no séptimo lugar de la clasificación mundial de altas temperaturas.

Puesto más arriba o más abajo, tanto las dos instituciones británicas como la OMM coincidían ayer en resaltar que el fuerte calentamiento de este año se produce a pesar del efecto de enfriamiento que supone el fenómeno oceanográfico La Niña actuando en el Océano Pacífico.

Otro indicador importante del calentamiento acelerado del planeta que se ha registrado este año es la fusión de hielos en el Ártico. A finales del verano, la extensión de mar helado era de 4,28 millones de kilómetros cuadrados, la más baja desde que se tienen registros. La extensión helada en el Ártico era hace tres meses un 39% inferior a la media de 1979 a 2000, y un 23% menos respecto al anterior récord, establecido hace dos años, en septiembre de 2005. En estas condiciones y por primera vez desde que se tiene registro, este verano no estuvo bloqueado por los hielos el Paso Canadiense del Noroeste, que fue navegable durante cinco semanas a partir del 11 de agosto.

La superficie helada del Ártico disminuye aproximadamente un 10% por década (unos 72.000 kilómetros cuadrados al año) desde 1979. Mientras tanto, el nivel del océano mundial sigue aumentando y las mediciones de 2007 indican que la media está unos 20 centímetros por encima del nivel estimado en 1870. Cada años sube el mar 1,7 milímetros.

Los responsables de la OMM destacaron ayer el calentamiento en las últimas décadas, tal y como se recoge en el último informe del Panel Intergubernamental sobre Cambio Climático (IPCC). "Desde el inicio del siglo XX, la temperatura media global de la superficie de la Tierra ha aumentado 0,74 grados centígrados, pero este incremento no ha sido continuo, ya que el aumento de temperatura en los últimos 50 años (0,13 grados por década) es casi el doble de lo registrado en cien años".

Las temperaturas de este año están próximas a los máximos que se han medido en la historia. En algunos casos, 2007 sí que establece un récord: el pasado mes de enero fue el más templado, por temperaturas medias globales, con 12,7 grados en comparación con los 12,1 de media entre 1961 y 1990.

En algunas regiones europeas, el invierno y la primavera pasadas fueron de los más cálidos registrados. Alcanzaron de promedio hasta cuatro grados centígrados por encima de la media de enero a abril, según señaló la OMM. Además, el sureste de Europa sufrió dos olas de calor extremo en junio y en julio, con temperaturas récord y máximas diarias superiores a 40 grados. También el sur de Estados Unidos y partes de Japón registraron máximos de calor este verano.

La sequía ha azotado regiones norteamericanas, pero especialmente ha sido fuerte en China, que ha sufrido la peor de los últimos diez años.

La temperatura del aire también afecta al agujero -adelgazamiento- de la capa de ozono, y la OMM destacó ayer que, debido a los registros invernales relativamente templados en la estratosfera, el agujero fue este año relativamente pequeño. Desde 1998, el agujero sólo fue menor de 2002 y 2004 fue menor. En concreto, la extensión de adelgazamiento de la capa de ozono sobre el continente blanco ha alcanzado en 2007 un máximo de 25 millones de kilómetros cuadrados a mediados de septiembre, en comparación con 29 millones de kilómetros cuadrados en los años récord de 2000 y 2006.

Atención al cliente

Teléfono: 902 20 21 41

Nuestro horario de atención al cliente es de 9 a 14 los días laborables

Formulario de contacto »

Lo más visto en...

» Top 50

Webs de PRISA

cerrar ventana