Premios en medio de una huelga

Mientras Expiación, drama bélico británico basado en la novela de Ian McEwan, celebra su triunfo en las candidaturas a los Globos de Oro con siete selecciones, los miembros de la Asociación de la Prensa Extranjera buscan la forma de seguir adelante con la 65ª edición de estos galardones en medio de una huelga de guionistas que tiene paralizado al resto de la industria. "No podemos olvidar que nosotros también somos escritores", confesó ayer el presidente de este grupo de periodistas, el mexicano Jorge Cámara. De ahí que la HFPA -como se la conoce por sus siglas en inglés- haya solicitado un permiso especial para llevar a cabo la entrega el próximo 13 de enero en el Beverly Hilton de Los Ángeles. "Examinaremos cada caso de forma independiente", indicó un portavoz del Sindicato de Guionistas. De momento, los únicos discursos que existen son los de los candidatos en este preámbulo al Oscar. Keira Knightley fue la primera en dar las gracias, contenta no sólo por su candidatura como mejor actriz dramática, sino por el apoyo prestado a su filme Expiación. Detrás están La guerra de Charlie Wilson (cinco candidaturas, entre ellas, la de mejor actor de comedia para Tom Hanks, y Julia Roberts, como mejor actriz secundaria), No es país para viejos y Michael Clayton (cuatro candidaturas). Todos lucharán en un año en el que, según The Hollywood Reporter, "hay muchas películas buenas, pero pocas brillantes".

* Este articulo apareció en la edición impresa del Viernes, 14 de diciembre de 2007