Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Aguirre busca el apoyo de Camps con la vista puesta en el escenario poselectoral

La presidenta de la Comunidad de Madrid y del PP madrileño, Esperanza Aguirre, inició ayer en Valencia su particular campaña de primarias para lograr el apoyo de los populares valencianos con la vista puesta en el escenario poselectoral. Aguirre fue ayer la estrella de un mitin patrocinado por el presidente de la Generalitat, Francisco Camps, y la alcaldesa de Valencia, Rita Barberá, en el complejo cultural de La Petxina ante varios centenares de cargos públicos y simpatizantes del PP. Pero el meollo de la visita de Aguirre estuvo en la larga conversación de dos horas que mantuvo con Camps en el Palau de la Generalitat.

En el mitin, Aguirre se ocupó más de ensalzar la organización del PP y los conceptos de España y libertad, que de la tradicional loa al líder, en este caso Mariano Rajoy. Aguirre no ahorró elogios hacia Camps y Rita Barberá -"Valencia se ha colocado en la cima de todas las ciudades"- e incluso el presidente provincial de Valencia, Alfonso Rus, al que manifestó su admiración pese a no haberle entendido muy bien porque hablaba en valenciano. El discurso de Aguirre, trufado de anticatalanismo y con críticas al Gobierno y a la vicepresidenta María Teresa Fernández de la Vega, contrastó con la alocución de Camps.

El presidente de la Generalitat se pasó todo el rato intentando convencer al auditorio -que tampoco pareció entusiasmarse con la persona de Mariano Rajoy- de que las elecciones generales las ganará el PP y que su líder será el presidente del Gobierno. "Es una verdad científica", dijo Camps. La jornada se vistió con un almuerzo con la Asociación Valenciana de Empresarios, en la que los dos dirigentes populares reclamaron el AVE y autovías.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 12 de diciembre de 2007