Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra
Consolas

Wii amenaza el trono de PlayStation

España es el único mercado destacado en el mundo, junto a Japón, en el que la PlayStation 3 es la consola más vendida, con datos del pasado noviembre. Sin embargo, esa situación puede cambiar estas Navidades en lo que se adivina en los establecimientos especializados como un auténtico furor por conseguir la consola de Nintendo Wii.

El éxito de la Wii está en su apuesta por los llamados juegos sociales PS3 no ha cuajado debido a su escaso catálogo de juegos y su alto precio

Según fuentes de Nintendo, la marca se encuentra "en el nivel de producción más alto de consolas de la historia de la compañía, con 1,8 millones de Wii al mes", pese a lo cual no está garantizado que puedan responder a la demanda. El fenómeno se deja ya sentir en el mercado estadounidense, donde las ventas en tiendas virtuales como Amazon se han disparado: cuando la web repuso las Wii hace una semana, se vendieron unas 1.400 consolas en apenas diez minutos, y el precio de las máquinas de segunda mano en Ebay sigue en aumento.

En los centros comerciales españoles existe stock de la máquina de Nintendo, pero empiezan a escasear complementos. Faltan mandos adicionales porque la consola sólo trae uno de serie, cuando parte de su éxito se basa en sus opciones para múltiples jugadores. Y no se encuentran nunchakus (un doble mando que imita un arma de artes marciales) necesarios para ciertos juegos. La marca japonesa asegura que no se ha roto el stock, pero lo cierto es que no los hay a la venta en el centro de Madrid.

Según admiten fuentes de la compañía consultadas por EL PAÍS, la demanda existente "está por encima de lo que Nintendo esperaba". La compañía ha incrementado sus previsiones de distribución de hardware de 14 millones a 17,5 millones de unidades. "Seguimos haciendo todo lo posible para suministrar producto", dice un portavoz. En las Navidades pasadas ya se creo incluso un foro en España de buscadores de Wii, que se pasaban información sobre dónde quedaban unidades a la venta.

La razón básica del éxito de la Wii está en su apuesta por los llamados juegos sociales, que le han permitido captar diversos segmentos de no jugadores habituales: desde mujeres hasta grupos de amigos, pasando por niños que, con este tipo de programas, pueden compartir los momentos de ocio ante la pantalla con sus padres.

Aunque no hay datos oficiales por parte de Nintendo sobre las ventas en España, los medios especializados dan por hecho que las 320.000 unidades vendidas de PS3 desde su lanzamiento, en marzo, le permiten seguir liderando el mercado por el momento. Estos datos suponen una excepción a escala internacional; según María López, de Sony, demuestra que el consumidor español "ha sabido percibir el hecho de que PS3 está a la cabeza de los sistemas de entretenimiento de nueva generación".

Con lector de películas Blue Ray y una definición sin rival, la PS3 no ha cuajado, sin embargo, en otros mercados debido al corto catálogo de juegos y su elevado precio: 500 euros por 250 de la Wii y 350 de la Xbox 360. Esto ha hecho que, a nivel mundial, se estime que el número de PS3 vendidas sea de menos de la mitad que sus rivales.

Sony cuenta de su lado en España con una ventaja básica: PlayStation ha terminado por convertirse en una definición genérica para las consolas. "En España, la nueva generación de videoconsolas tuvo que partir de una situación en la que Play daba nombre al producto y acaparaba el 95% del mercado", según Alejandro Camino, de Microsoft.

Por otra parte, Sony ha seguido manteniendo una cuota de mercado en el segmento económico dando continuidad a la PS2, la consola más vendida de la historia (117 millones de unidades). Estas Navidades, PS2 lanza nuevos packs con juego incluido por 159 euros, y compite en el segmento de los juegos sociales con Wii a través de franquicias de éxito como Singstar o Buzz! Las dos consolas de Sony "conviven dirigiéndose a targets diferentes, con campañas de marketing definidas para sus distintos consumidores, y con una orientación al público infantil y juvenil en PS2", apunta María López.

La porción del pastel que corresponde a Xbox 360, la consola de Microsoft, es creciente. Líder en países como Estados Unidos gracias a las masivas ventas de títulos como los de la serie Halo, lleva vendidas 200.000 unidades en España y ha agotado su versión de lujo Xbox Elite, con disco duro de 120 gigas.

Respecto a la idea de que se trata de la consola "para jugones", la de juegos más complejos, Alejandro Camino apunta: "Nuestra base son los usuarios especializados, pero los ocasionales son necesarios para el éxito de la consola". Así, Xbox ya cuenta con algunos "juegos sociales" específicos, como Scene it?

Las consolas de sobremesa en el mercado

- Wii. Precio: 250 euros. A favor: juegos de fácil comprensión, intuitivos y divertidos de compartir con cualquiera. Conectividad con la Nintendo DS (líder en consolas portátiles). En contra: el jugador bregado encuentra algo simplón su abanico de juegos.
- PS2. Precio: 159 euros. A favor: incontable stock de juegos disponibles, desde los 10 euros de precio. Siempre hay algún amigo que tiene otra y puede prestar juegos ya usados. En contra: inferior a las demás. En vías de extinción de aquí a 2010.
- PS3. Precio: 399 euros (40 gigas) o 499 euros (60 gigas). A favor: la máquina más potente y completa. Prolongada vida útil por delante. Gráficos de calidad excelsa. Pueden usarse los juegos de la PS2. En contra: pocos juegos disponibles aún que saquen partido a sus características. La mayor parte de los aparatos de televisión españoles no están a la altura de su resolución.
- Xbox 360. Precio: 350 euros. A favor: dispone de juegos exclusivos que están entre los mejores del mercado. El servicio Xbox Live permite competir a distancia con amigos. Disco duro. En contra: demasiada atención al mercado de jugadores expertos. Menor catálogo de juegos -salvo sorpresa- a medio plazo.

* Este articulo apareció en la edición impresa del Jueves, 6 de diciembre de 2007

Más información