ArchivoEdición impresa

Acceso a suscriptores »

Accede a EL PAÍS y todos sus suplementos en formato PDF enriquecido

martes, 4 de diciembre de 2007
Reportaje:

La Bolsa china afloja el paso

El mercado cae un 18% en un mes ante el temor a una burbuja

La Bolsa china vive instalada en la euforia desde hace un año y medio, pero ha sufrido un duro varapalo en el último mes. Ya sea por las medidas tomadas por el Gobierno de Pekín para enfriar la economía y doblegar la inflación, por la amenaza que supone la crisis financiera o por el temor a la formación de una burbuja, el resultado es que el índice CSI 300 chino -que sigue la evolución de las acciones más representativas de los parqués de Shanghai y Shenzhen- ha caído un 17% en noviembre. Es el mayor retroceso desde que se creó, hace dos años. El descenso del índice de Shanghai ha sido del 18,2% en ese mes, también el mayor que recoge la serie difundida por Bloomberg, que arranca en 1995.

Los inversores temen que el Gobierno del país asiático dé nuevos pasos para evitar que se infle una burbuja y acabe por estallar. El banco central chino ha incrementado cinco veces los tipos de interés en 2007, y este mes ha ordenado a los bancos que destinen el 13,5% de los depósitos a reservas, un valor que no se alcanzaba desde 1987.

También ha contribuido a la desconfianza de los mercados la confirmación por parte de Wu Xiaoling, vicegobernador del banco central, de la intención de permitir a los ciudadanos de China continental invertir de forma directa en acciones de Hong Kong, algo que, de momento, no pueden hacer. Wu ha asegurado, no obstante, que son necesarios algunos ajustes antes de concretar oficialmente esta posibilidad. Cuando el plan fue anunciado, el pasado agosto, el índice Hang Seng de Hong Kong se disparó. Además, las autoridades temen que la decisión conduzca a un éxodo de capital hacia la ex colonia, con el consiguiente impacto sobre la economía.

Burbuja financiera

El banco de inversiones estadounidense Morgan Stanley aseguraba en un informe reciente que el mercado bursátil chino vive la mayor burbuja del mundo, y probablemente estallará con un "efecto de bola de nieve". El ex presidente de la Reserva Federal norteamericana, Alan Greenspan, ha alertado en diversas ocasiones de los riesgos relativos a la Bolsa china.

El también estadounidense Goldman Sachs vaticina que las 300 empresas del índice alcanzarán su máximo a mediados del año que viene, y caerán un 11,3% en el conjunto de 2008, debido a su alta valoración. "Creemos que el sentimiento de euforia y la liquidez pueden impulsar las acciones chinas hasta niveles altos insostenibles en la primera mitad de 2008, antes de que vuelvan sobre sus pasos, debido a inquietudes sobre crecimiento, margen, inflación y valoración", afirma la compañía, que cita en su análisis la importancia de los Juegos Olímpicos de Pekín. Goldman Sachs cree, sin embargo, que las llamadas acciones H de las empresas chinas en Hong Kong experimentarán un alza del 8,8%. Estos títulos no pueden ser comprados en la China continental.

Aunque los inversores han comenzado a mostrar cautela, el interés por las nuevas colocaciones sigue siendo muy fuerte. El grupo ferroviario China Railway -el mayor de Asia y el tercero del mundo- aseguró hace unos días que ha captado 22.440 millones de yuanes (2.038 millones de euros) en su salida a Bolsa en Shanghai, y que la demanda de acciones ha superado con mucho la oferta, al alcanzar 3,38 billones de yuanes (307.031 millones de euros), el récord de cualquier colocación china. China Railway se estrenó ayer en el parqué con una fuerte subida, del 68,5%.

La salida a Bolsa más cuantiosa sigue siendo hasta la fecha la oferta pública de venta (OPV) de Petrochina, que logró 66.800 millones de yuanes (6.061 millones de euros) el pasado octubre. Desde su colocación, se ha revalorizado un 160%.

Atención al cliente

Teléfono: 902 20 21 41

Nuestro horario de atención al cliente es de 9 a 14 los días laborables

Formulario de contacto »

Lo más visto en...

» Top 50

Webs de PRISA

cerrar ventana