Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra
Feria del Libro de Guadalajara

Una nueva autopista para llegar a todas las culturas del mundo

'Babelia' se presenta en la Feria como suplemento global y de referencia

La reinvención del arte hacia la electrónica, el aplaudido boom de la literatura árabe, las voces de los que crean cultura, pensamiento, opinión y belleza a través de todas las manifestaciones artísticas. Y sin fronteras.

Moreno: "Queremos consolidar el espacio común compartido entre público y creación"

Ése es el mundo que ha empezado a mostrar Babelia, en su nueva etapa como revista cultural con vocación global y de referencia, presentada en la Feria Internacional del Libro de Guadalajara, una de las más importantes del mundo. "Esto es una celebración. No hay mejor producto que refleje el nuevo lema de EL PAÍS, El periódico global en español, que este nuevo Babelia", aseguró Javier Moreno Barber, director del diario, ante más de un centenar de escritores, lectores y algunos protagonistas de la FIL, en el salón México del hotel Hilton, de Guadalajara,

A este bautizo con aire global, según Juan Cruz, que hizo de maestro de ceremonia, asistieron escritores como Carlos Fuentes, Antonio Muñoz Molina, Jorge Volpi, William Ospina, Luisa Valenzuela, Juan Gabriel Vásquez, Santos Juliá, José Álvarez Junco y Darío Jaramillo; y editores como Beatriz de Moura, Toni López, Jorge Herralde, Moisés Melo y Chus Visor. Su presencia es reflejo de los derroteros sobre los que espera ser testigo Babelia. "Una guía para las próximas décadas", agregó Moreno Barber. "Queremos consolidar el espacio común compartido entre el público y la creación que se expresa en todos los lenguajes, en especial del español y con una atenta mirada sobre América Latina". Una forma en la que EL PAÍS responde a la admiración y aprecio que recibe de los latinoamericanos, y de potenciar "una reunión mágica de las culturas en español".

La aspiración es que Babelia perdure en la vida de los lectores. Que vaya más allá de la fecha de edición y se conserve para ser leída en diferentes ocasiones, e incluso coleccionada, "¿Cómo conseguirlo?", se preguntó Goyo Rodríguez, subdirector de Cultura de EL PAÍS, "pues con la calidad de sus temas y la perspectiva con que se aborden. Queremos mimar a la gente que lee y tomar el pulso de la creación sin prejuicios. Convertir Babelia en un acontecimiento cultural".

Aquella no fue la única pregunta de este bautizo. Hay una que ronda a algunos lectores: "¿Con este nuevo Babelia se van a vender más libros?". El optimismo de Rodríguez va más allá. Describe la revista como "una autopista cultural con tres carriles importantes por donde transitan lo mejor de las letras, la música de referencia y las grandes creaciones artísticas". Mientras que por carreteras secundarias, añadió, van las nuevas ideas, los debates, las reflexiones, la vocación de crear, fomentar y tener una opinión. Eso significa que en cualquier momento se puede pasar de una vía a otra.

Pero, ¿qué esperan lectores y creadores de una revista cultural de un periódico? "Las mejores publicaciones deber ser raras, arriesgadas", animó Juan Gabriel Vásquez. Jorge Volpi ve con acierto los reportajes y entrevistas más largas, y aboga por reseñas más extensas, "claves para desentrañar un libro". Igual opina Darío Jaramillo, y pide que la crítica tome más distancia, "porque parece que cada semana los suplementos anuncian 10 nuevas obras maestras". Dos colombianos que dirigen revistas y son agitadores culturales en su país participaron del debate. Mario Jursich, de El malpensante, prefiere textos más largos y más profundos, y pide que Babelia "se permita la posibilidad de equivocarse".

* Este articulo apareció en la edición impresa del Miércoles, 28 de noviembre de 2007