Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Los jemeres rojos se sientan en el banquillo 30 años después

La ONU juzga a los ex gobernantes camboyanos por sus crímenes

El tribunal respaldado por la ONU encargado de juzgar los crímenes de los jemeres rojos celebró ayer su primera audiencia pública, casi 30 años después de que las tropas vietnamitas invadieran Camboya, derrocaran al régimen sanguinario de Pol Pot (1975-1979) y acabaran con una de las etapas más oscuras del siglo XX. Kaing Guek Eav, cuyo nombre revolucionario era Duch, compareció ante el grupo de jueces camboyanos y extranjeros para pedir su libertad.

Duch, que fue responsable del tristemente célebre centro de interrogatorios S-21 y ha estado internado en una prisión militar sin juicio desde 1999, fue reclamado en julio pasado por orden del tribunal, acusado de crímenes contra la humanidad. Sus abogados aseguran que los ocho años pasados privado de libertad suponen "una violación de la ley internacional y de la ley de Camboya", por lo que debería ser liberado de inmediato. Duch, de 66 años, supervisó supuestamente la tortura y exterminio de unos 16.000 hombres, mujeres y niños durante el régimen de terror en que se convirtió la utopía comunista agraria liderada por Pol Pot, el Hermano número uno, que falleció en 1998. La mayoría de las víctimas fueron forzadas a confesar una serie de crímenes -como ser espías de la CIA-, antes de ser masacradas y enterradas en los llamados campos de la muerte.

Aunque el juicio a los dirigentes de los jemeres rojos no tendrá lugar al menos hasta mediados del año que viene, la audiencia de ayer es considerada un ensayo sobre la credibilidad y la efectividad del tribunal, que fue establecido en 2006, tras casi una década de tensas negociaciones entre el Gobierno de Phnom Penh y Naciones Unidas, y enfrentamientos sobre su jurisdicción y su financiación.

Otros cuatro antiguos líderes jemeres han sido detenidos desde septiembre, incluido el ex presidente Khieu Samphan, de 78 años, que fue arrestado el pasado lunes, acusado de crímenes de guerra y contra la humanidad. Los otros son el antiguo ministro de Exteriores Ieng Sary y su esposa, Ieng Thirith, y el Hermano número dos, Nuon Chea.

Mientras Duch ha confesado en el pasado sus atrocidades en entrevistas con periodistas extranjeros, los otros cuatro han negado cualquier responsabilidad. Se estima que durante el Gobierno de Pol Pot murieron al menos 1,7 millones de personas de hambre, enfermedades y ejecutadas sobre una población de siete millones.

La era del terror

- Los jemeres rojos surgieron en los años sesenta como

un ala militar del Partido Comunista.

- El líder, Pol Pot, aisló Camboya del mundo tras

la toma del poder en 1975,

y prohibió el dinero,

la propiedad privada y las prácticas religiosas.

- La invasión vietnamita

de 1979 acabó con el poder jemer, bajo el que murieron 1,7 millones de personas

de hambre y ejecutadas.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 21 de noviembre de 2007

Más información