Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Un miembro de la AVT informó a la policía de contactos con ETA "falsos"

El PP exige explicaciones sobre una noticia a la que Interior niega credibilidad

El PP esgrimió ayer un informe policial que recoge los supuestos contactos mantenidos hace un mes entre los socialistas vascos y ETA para reclamar al Gobierno una explicación y atacar su política antiterrorista. La información sobre esos supuestos contactos fue difundida el 12 de octubre por la emisora City Radio y publicada el pasado lunes por El Mundo.

La fuente que reveló a un policía la existencia de esa supuesta reunión entre ETA y el Partido Socialista de Euskadi (PSE) en octubre pasado es un miembro de la Asociación de Víctimas del Terrorismo (AVT), según fuentes conocedoras del asunto.

Fuentes policiales señalan que reciben a diario decenas de avisos parecidos Las informaciones coinciden con la marcha del sábado contra el Gobierno

La confidencia del miembro de la AVT fue recogida por un agente de la Brigada Operativa de Apoyo (BOA), un grupo policial que hace trabajos para el Centro Nacional de Inteligencia (CNI). El agente elaboró una nota informativa y la remitió a la Subdirección General de la Policía, que a su vez la trasladó a la Comisaría General de Información para que la analizasen. Los errores de bulto de la confidencia hicieron que fuera archivada por inconsistente, "como otras tantas que se reciben sin fundamento", según fuentes policiales.

La nota del policía fue elaborada a mediados de octubre, muy poco después de que City FM contara que "miembros del PSOE-PSE se reunieron con miembros de ETA en un punto de la frontera de Alemania con Austria la semana pasada". La noticia aseguraba que personas próximas a Jesús Eguiguren, el presidente de los socialistas vascos, se habían reunido con tres representantes de ETA enviados por Josu Ternera, en la primera semana de octubre.

Once días después de la noticia, el miembro de la AVT le contó esa misma historia a un agente de la BOA, que elaboró una nota informativa. Eso permitió a El Mundo retomar la falsa reunión, asegurando el pasado lunes que el encuentro entre terroristas y PSE estaba documentado en un informe policial. Pero la historia original mutaba para adaptarse a los tiempos.

La reunión ya no fue en la primera semana de octubre, sino que se celebró, según El Mundo, en la semana del 15 al 21 de octubre, pero, eso sí, en el mismo paraje fronterizo. Además, la reunión habría sido auspiciada por dos significados presos de ETA: Francisco Mujika Garmendia, Pakito, histórico dirigente de la banda, detenido en Bidart (Francia) en 1992, y Henri Parot, arrestado y preso desde las mismas fechas.

Ambos son significativos. Pakito fue expulsado de ETA en 2005 por abjurar públicamente de la violencia terrorista, por lo que difícilmente puede hablar en nombre de ETA, y menos auspiciar una reunión entre políticos socialistas y la dirección de la banda que lo expulsó. Parot, por su lado, ha sido condenado recientemente por haber pedido a ETA más violencia en sus acciones y que atacase objetivos vitales del Estado.

El tercer dato que agregaba el confidente es que ETA iba a seguir perpetrando atentados hasta las elecciones de marzo, "pero que en ningún caso causará muertos". La afirmación difícilmente casa con el atentado preparado el pasado día 11, cuando ETA intentó una matanza entre los ertzainas que habían acudido a desactivar una bomba colocada en los juzgados de Getxo. Dos etarras habían colocado una bomba cargada de metralla en una papelera, lista para estallar cuando los artificieros estuvieran manipulando el primer artefacto. Además, en las mismas fechas en las que se data el falso encuentro (tanto el de City FM como el de El Mundo) fue detenida la cúpula de Batasuna y, además, ETA intentó asesinar con una bomba lapa al escolta Gabriel Ginés.

Por eso, cuando la nota informativa del agente de la BOA llegó a la Subdirección Operativa de la Policía y ésta la remitió a la Comisaría General de Información, la archivaron sin más. Ni la reunión se había producido, ni Pakito o Parot podían haber auspiciado el encuentro, ni ETA estaba intentando evitar muertes en sus ataques. "Se archivó como otras tantas cosas que se cuentan, que se ve que no tienen fundamento alguno, porque los datos que contenían eran falsos", según fuentes policiales conocedoras del caso, que aún no salen de su pasmo.

El Ministerio del Interior no quiso ayer hacer ningún comentario sobre este asunto.

Las fuentes policiales consultadas por EL PAÍS recordaban ayer "decenas de confidencias parecidas" que se reciben diariamente, sobre asuntos de toda índole. Lo que les sorprende y a lo que todavía no le encuentran explicación es que la BOA diera crédito a ese asunto. Pero también recordaban cómo agentes de Información de la policía extremeña dieron pábulo a un ciudadano que, tras el 11-M, denunció que, días antes del atentado, se había cruzado con Josu Ternera en un aeropuerto alemán, donde a cara descubierta y con voz bien audible, había dicho algo así como "se van a enterar los españoles de lo que somos capaces de hacer". Se hizo una nota informativa, que también se archivó por inconsistente. El Mundo también difundió aquella historia falsa.

La nota sobre la reunión se ha conocido cuando se calienta el ambiente para la manifestación de la AVT contra el Gobierno. El proceso de paz y los contactos del Ejecutivo con ETA habían servido de catalizadores de las anteriores protestas del colectivo de víctimas, donde el lema era Rendición, en mi nombre no, identificando la negociación con un desarme del Estado ante ETA. El PP se ha agarrado a la información sobre un contacto inexistente para volver a atacar al Gobierno por su política antiterrorista.

Las andanadas del PP

- Ángel Acebes.

"Que de una vez por todas nos digan algo claro. Que confirme o desmienta la reunión, pero que el Gobierno ponga fin a la ceremonia de la confusión permanente"

- Eduardo Zaplana.

"Hay documentos que confirman que [la reunión entre ETA y socialistas vascos] se ha producido. El Gobierno tiene la oportunidad para decir que no están negociando y que los terroristas no tienen ninguna expectativa de diálogo"

- Jaime Mayor Oreja.

"El proyecto de Zapatero necesita a ETA para debilitar la nación y sus valores. Por eso este empecinamiento, es porque forma parte la negociación política de ETA como un elemento esencial de su propio proyecto político"

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 21 de noviembre de 2007

Más información