Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Una bomba causa daños en una inmobiliaria de Cangas

Se investigan el independentismo o un ajuste de cuentas

Una bomba con unos tres kilos de explosivo, posiblemente cloratita, causó ayer destrozos en la sede de la Inmobiliaria Morrazo en la localidad de Cangas (Pontevedra) y causó daños en dos edificios. La bomba estalló a las 2.30 sin que mediara aviso y sin que, hasta ahora, haya sido reivindicada. La Guardia Civil investiga si el ataque es obra del grupo independentista radical Resistencia Galega -que ya ha atacado otras inmobiliarias- o si se trata de un ajuste de cuentas.

La carga fue colocada en el ventanal de la empresa, propiedad de José Chapela, un veterano y muy conocido armador de Cangas, que hace ocho años abandonó la pesca de altura para dedicarse a los negocios del suelo. Estas actividades pudieron convertirle en el blanco de un supuesto ajuste de cuentas a raíz de una reciente operación inmobiliaria. Un móvil que podría estar relacionado con actividades vinculadas al blanqueo de dinero y que ha ido tomando fuerza en las últimas horas como una de las dos líneas de investigación abiertas por la Guardia Civil.

No obstante, los investigadores tampoco descartan que pudiera tratarse de una nueva acción del grupo independentista Resistencia Galega (RG), que en marzo pasado colocó un artefacto en unos chalés en Nigrán y ha perpetrado acciones similares en Cangas y Lugo. En todas ellas se avisó de la detonación y se halló propaganda del grupo, lo que no ha ocurrido en esta ocasión.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 16 de noviembre de 2007