Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Emergencia en California por un vertido de petróleo

Un carguero que chocó contra el Golden Gate derrama 200.000 litros de crudo

Las autoridades de California declararon el estado de emergencia en la tarde del viernes (madrugada de ayer en España) por un masivo vertido de petróleo en la bahía de San Francisco. Oficialmente se estima que se derramaron entre 203.000 y 220.000 litros de crudo el miércoles, cuando el carguero surcoreano Cosco Busan, de casi 280 metros de eslora, chocó contra la base del puente que une San Francisco con la ciudad de Oakland en medio de una densa niebla. Cerca de medio millar de personas y 43 barcos desplegados en la zona intentan contener el desastre medioambiental.

El accidente fue minusvalorado en un principio por la Guardia Costera, que cifró en 530 los litros de petróleo que se habían escapado del casco del carguero. Según publicó ayer el diario The San Francisco Chronicle, ese departamento conoció durante más de cuatro horas el volumen real del vertido pero no se lo comunicó a otros organismos ni a los ciudadanos, que ayer vieron como fueron cerradas por el vertido 21 playas. "Eso es inaceptable", dijo al diario el almirante de la Guardia Costera, Craig Bone.

En las tareas de limpieza trabajan 458 personas de agencias estatales y federales, así como personal contratado, según la Guardia Costera, que ha solicitado la cooperación de los vecinos para informar de la llegada de crudo a la costa o la presencia de animales muertos. Hasta ahora, se han recogido entre 30.000 y 36.000 litros de crudo, más otros 42.000 de petróleo mezclado con agua.

Además del personal en tierra, once buques con equipamiento especial tratan de limpiar el agua en la zona del siniestro, ayudados por 32 barcos pequeños de apoyo. Han desplegado más de 11 kilómetros de barreras flotantes para intentar contener el vertido y que no llegue a las playas.

Pájaros muertos

Hasta ahora, el departamento de Pesca y Caza ha recogido 94 pájaros bañados en petróleo y otros 28 muertos. Al tiempo que continúan las operaciones de limpieza, la Guardia Costera investiga las causas del accidente. El abogado del piloto apuntó el viernes a un posible fallo mecánico en los instrumentos de dirección del barco. No obstante, la Guardia Costera no ha hablado sobre las posibles explicaciones del siniestro.

Durante una visita al lugar del accidente el viernes, el gobernador de California, Arnold Schwarzenegger, además de declarar el estado de emergencia, prometió una investigación exhaustiva. "Si hubo errores, se sacarán a la luz", dijo el gobernador. "Los animales y las playas han sufrido un daño tremendo", reconoció Schwarzenegger. Debido a la contaminación en el agua, ayer se canceló un triatlón en el que iban a competir 1.500 atletas en San Francisco, un certamen en el que los participantes corren, van en bicicleta y nadan en la bahía.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 11 de noviembre de 2007