ArchivoEdición impresa

Acceso a suscriptores »

Accede a EL PAÍS y todos sus suplementos en formato PDF enriquecido

sábado, 10 de noviembre de 2007
Necrológica:

Luis Herrera Campíns, ex presidente de Venezuela

Socialcristiano, vivió un tiempo exiliado en España

Líder histórico de Copei, el partido socialcristiano de Venezuela, a Luis Herrera Campíns le correspondió ser presidente de la República entre 1979 y 1984, la época en la que el país suramericano vivió la dura transición entre el espejismo de la bonanza petrolera y el colapso económico generado por su descomunal deuda externa.

Herrera Campíns nació en Acarigua, Estado de Portuguesa, ubicado en los llanos centrales de Venezuela, el 4 de mayo de 1925, mientras el país se encontraba sometido a la dictadura del general Juan Vicente Gómez. Como era frecuente entonces, se incorporó tempranamente a la política, de modo que a los 16 años ya era militante de la Unión Nacional de Estudiantes (UNE), semilla del movimiento socialcristiano venezolano.

También desde muy joven trabajó como periodista y ejerció labores de reportero en varios diarios políticos, mientras realizaba estudios de Derecho.

En 1946, cuando se registró una apertura hacia la democracia, ayudó a fundar el partido Copei, que nació bajo el liderazgo de Rafael Caldera. Pero la apertura duró poco tiempo y ya en 1952, en medio de otra larga etapa dictatorial, Herrera Campíns debió exiliarse en España. Previamente estuvo preso por haber firmado notas de prensa consideradas irrespetuosas por la Junta Militar gobernante.

En Madrid culminó sus estudios de Derecho y participó en la redacción de la revista Tiela (Triángulo Informativo Europa-Las Américas). Durante su exilio se pone en contacto con las ideas de los pensadores socialcristianos en boga, especialmente las de Jacques Maritain.

Regresó a Venezuela, junto a toda su generación de dirigentes políticos, luego del derrocamiento de la dictadura del general Marcos Pérez Jiménez, en 1958, y desde entonces participó en la lucha democrática. Desde principios de los años setenta comenzó su nombre a sonar como posible candidato presidencial, pero sólo alcanzó la candidatura en 1978, cuando logró imponerse al candidato de Acción Democrática (socialdemócrata) Luis Piñerúa Ordaz.

Su Gobierno estuvo lleno de contradicciones. El propio día de su juramentación denunció que recibía "un país hipotecado", una acusación directa contra su predecesor, el socialdemócrata Carlos Andrés Pérez. Sin embargo, el comportamiento del mercado petrolero mundial quiso que de inmediato recibiera los más fabulosos ingresos fiscales registrados hasta entonces por las finanzas venezolanas.

A pesar de esos ingentes recursos, Venezuela, bajo la conducción de Herrera Campíns, continuó endeudándose a manos llenas con la banca extranjera, hasta alcanzar el tope de 25.000 millones de dólares en 1983. Considerado un hombre honesto y austero a carta cabal por amigos y enemigos, Herrera Campíns presidió, sin embargo, uno de los Gobiernos más acusados de hechos de corrupción y despilfarro.

Desde su salida del poder, en 1984, se mantuvo casi totalmente alejado de la escena política.

Atención al cliente

Teléfono: 902 20 21 41

Nuestro horario de atención al cliente es de 9 a 14 los días laborables

Formulario de contacto »

Lo más visto en...

» Top 50

Webs de PRISA

cerrar ventana