Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Madrid predijo niveles aptos de polución y se superaron los peores

La desbocada contaminación era previsible, pero la 'web' municipal la ocultó

El Ayuntamiento de Madrid predijo durante la última semana niveles admisibles de dióxido de nitrógeno, un tóxico producto del tráfico. Eso es tanto como pronosticar un día sin atascos al comienzo de un largo puente.

La ciudad vivía un anticiclón, sin lluvia ni viento, el tráfico era intenso y venía de una enorme contaminación, por lo que cualquier persona medianamente sensata, sabe que la contaminación va a permanecer. Pero la web municipal, que ocultó los peores datos hasta que EL PAÍS desveló la manipulación, insistía en predecir buenos niveles. Esto siembra nuevas dudas sobre la veracidad de la información que ofrece el Consistorio.

El Ayuntamiento contrató en 2001 un sistema de predicción a la empresa Sice (propiedad de ACS), que a su vez le encarga el modelo al catedrático de la Politécnica de Madrid Roberto San José. Este experto tiene prestigio internacional por predecir con exactitud la contaminación y hace trabajos similares para eléctricas y ayuntamientos.

Sin embargo, en Madrid, la predicción que el Ayuntamiento cuelga en la web a partir del modelo de San José, no puede estar más errada. Predijo niveles admisibles de NO2 (en una escala entre bueno, admisible, alto y muy alto). Y luego algunas estaciones (Recoletos en dos ocasiones) superaron los 400 microgramos por metro cúbico durante más de tres horas. Ése es el nivel a partir del cual hay que dar la alerta si se supera en una zona y rebasó los 600 microgramos, más del triple de lo admisible.

José María Baldasano, catedrático del Laboratorio de Modelización Ambiental de la Universidad Politécnica de Cataluña, señala que "en una situación de anticiclón, sin lluvia y con mucho tráfico es fácil predecir que la contaminación seguirá aumentando porque no se dispersa". Fernando Prieto, coordinador del mayor estudio sobre calidad del aire en España, realizado por el Observatorio de la Sostenibilidad de la Universidad de Alcalá de Henares, coincide en que "es incomprensible predecir niveles admisibles de calidad del aire en un caso así. No es creíble, porque sin lluvia ni viento la polución no se dispersa y aumenta".

Estos días Madrid vivió una inversión térmica: la temperatura en el suelo es menor que en capas altas de la atmósfera, por lo que el aire apenas se renueva y la contaminación no se dispersa. Y eso lo sabía el Ayuntamiento de Madrid, que para eso compara la temperatura en plaza de Castilla y plaza de España (a menor altura). Sin embargo, como explica Juan Bárcena, de Ecologistas en Acción, las pocas alertas que da el Ayuntamiento son por contaminación por polvo sahariano, nunca como en esta semana pasada por el tráfico. Pero el 76% de los óxidos de nitrógeno salen de los tubos de escape, no del Sáhara.

El fallo en la predicción no es una cosa menor. En 2004, un equipo de la Universidad Autónoma de Madrid publicó un estudio en el que demostró que hay "un fuerte aumento de la mortalidad infantil" con la polución.

* Este articulo apareció en la edición impresa del Sábado, 10 de noviembre de 2007