ArchivoEdición impresa

Acceso a suscriptores »

Accede a EL PAÍS y todos sus suplementos en formato PDF enriquecido

jueves, 1 de noviembre de 2007
11-M: caso cerrado

La sentencia desbarata el gran bulo

El tribunal despacha las teorías avaladas por el PP como "hipótesis sin el más mínimo indicio"

Durante la lectura de la sentencia, el juez Javier Gómez Bermúdez no quiso citar a nadie en concreto, pero en unas pocas frases supo condensar todo un manual de cómo se construye una teoría conspirativa sobre prácticamente cualquier suceso. "Se aísla un dato -se descontextualiza- y se pretende dar la falsa impresión de que cualquier conclusión pende exclusivamente de él, obviando así la obligación de la valoración conjunta de los datos que permita, mediante el razonamiento, llegar a una conclusión según las reglas de la lógica y la experiencia".

"Toma un dato aisladamente para elucubrar", denuncia el juez

Rajoy (2004): "No me creo que los detenidos por el 11-M lo organizaran"

El PP presentó más de 500 preguntas en el Congreso sobre las teorías

"Los tribunales no pueden atender a especulaciones", añade la sentencia

Rajoy (2006): "¿Quién puso allí la mochila

Del Burgo ayer, sobre ETA: "No ha habido una investigación seria"

Aznar: "Todos los terrorismos tienen algún tipo de conexión" (2004)

Zaplana (2006): "La democracia sigue sin saber quiénes fueron los autores"

Algunas defensas utilizaron esta técnica para poner en duda, por ejemplo, que los suicidas de Leganés realmente se suicidaran. "El argumento es falaz y parte de premisas falsas, con lo que la conclusión es, necesariamente, errónea", dice el juez, que además no alcanza a comprender en qué diablos beneficia a los defendidos semejante teoría. "Toma un dato aisladamente para, omitiendo cualquier otro que lo explique, elucubrar sobre hipótesis puramente imaginativas, pues carecen del más mínimo sostén probatorio".

Otra técnica para construir conspiraciones es la que se basa en esta idea: "No se ha demostrado que no sea como yo digo". Uno lanza su hipótesis y la da por buena mientras no se demuestre que no es verdad. El tribunal del 11-M se ha encontrado con no pocas de estas, y ayer dejó dicho en su sentencia lo que debe hacer cualquiera ante un caso así: "Los tribunales no pueden atender a especulaciones, insinuaciones, elucubraciones o hipótesis basadas en hechos negativos que no han sido explícitamente planteadas y de las que no aportan el más mínimo indicio". Ni los tribunales, ni nadie.

En el 11-M, la mayoría de esas especulaciones basadas en datos sacados de contexto han provenido del diario El Mundo y la cadena de radio Cope. Pero han contado además con el marchamo del Partido Popular, que bajo la premisa de "que se investigue" cada dato aportado, ha sembrado la duda sobre la investigación y las pruebas. Como dijo ayer el juez Gómez Bermúdez de las defensas, tampoco está claro en qué les beneficia tirar abajo la investigación. Los principales y mejores frutos, que han permitido una condena histórica, se produjeron precisamente bajo su mandato.

Pero el PP dijo tras el 11-M que ETA tenía algo que ver con la masacre. Y durante tres años ha seguido buscando a ETA, montado en un carro sin frenos tirado por periodistas sin escrúpulos. Ha durado tres años, por ahora.

- José María Aznar: "No descarto a ETA". El presidente del Gobierno en el momento de los atentados y durante un mes después, manejó desde el principio la idea de que los islamistas detenidos por su Gobierno no eran los únicos responsables del atentado. En septiembre de 2004, preguntado si consideraba posible una colaboración entre ETA y los islamistas dijo: "No lo descarto. Sinceramente, porque del mismo modo que todos los terrorismos son iguales, todos los terrorismos tienen algún tipo de conexión". Y añadió: "Quien planteó el 11 de marzo en España sabía muy bien lo que quería y conocía muy bien el territorio. Tendría sus cómplices. ¿Cuáles son esos cómplices? Algún día lo sabremos".

La frase más citada de Aznar en relación a este tema la dijo en la Comisión de Investigación sobre los atentados, en noviembre de ese año: "Los autores intelectuales de los atentados, los que hicieron esa planificación, los que deciden ese día, precisamente ese día, no creo que anden en desiertos muy remotos ni en montañas muy lejanas". El ex presidente añadió que "hay datos incontestables de que existen vinculaciones entre terroristas de Al Qaeda y ETA". Toda la cúpula policial ha negado tal cosa en el juicio. Aznar hizo también suyo el argumento de que los asturianos hacían negocios con ETA. El juicio ha descartado esta conexión.

Todavía en 2006, Aznar seguía afirmando su convencimiento de que los autores intelectuales no se encontraban en montañas ni desiertos remotos. "No diré más", añadía misterioso en una entrevista. En julio de ese año, entrevistado por la BBC, aseguró que los datos que iban revelando los medios de comunicación "indican la más que posible participación de ETA".

- Mariano Rajoy: "Al final, ETA y los islamistas estarán relacionados". El presidente del PP, vicepresidente del Gobierno en el momento de los atentados y candidato a la presidencia del Gobierno en las elecciones del 14 de marzo de 2004, utilizó las páginas del diario El Mundo para expresar su "convicción moral de que ha sido ETA", el día de la jornada de reflexión, ante un país que se hacía demasiadas preguntas. "Yo creo en la conexión entre los grupos terroristas que hay en el mundo", dijo en verano de ese año. "No tengo una prueba que aportar, pero creo que eso es así, seguro. No le quepa la más mínima duda de que al final el terrorismo islamista y el de ETA estarán relacionados en algún punto". Tres años después, con todos los recursos del Estado buscando pruebas de ello por orden de la Audiencia Nacional, esas pruebas no han aparecido.

En ese mismo medio, en octubre, cuando la mayoría de los hechos ahora ratificados por la Audiencia Nacional ya eran conocidos, Rajoy insistió: "No me creo que los detenidos del 11-M organizaran los atentados".

Pero la relación entre Mariano Rajoy y las revelaciones de El Mundo nunca fue más estrecha que en el episodio de la mochila de Vallecas. El diario publicó el 13 de marzo de 2006 que la mochila de Vallecas, de la que partieron las pistas fundamentales para llegara a las detenciones, pudo ser manipulada. "Hoy ha aparecido un dato que es bueno que se aclare, porque toda la investigación y todo el sumario que está dirigiendo el juez Del Olmo parte de una mochila que estaba en un tren. Ahora se nos dice que esa mochila no estaba en el tren", declaró el presidente del PP. "¿Dónde estaba la mochila? ¿Quién la puso allí? Esto es enormemente grave. La obligación de la policía es explicarlo. Si no estaba, ¿quién la puso allí? Requiere una aclaración". El líder del PP opinó que el dato "pone en cuestión todo el sumario".

La sentencia dictada ayer establece judicialmente que se trata de una teoría falsa, algo que se supo pocas horas después aquel mismo día.

- Eduardo Zaplana: "Que el ministro lo aclare". El portavoz del PP en el Congreso era portavoz del Gobierno durante el 11-M. Lanzada la carrera por encontrar a ETA, también tuvo que contestar en varias ocasiones sobre el tema. En junio de 2004 decía: "Yo no descarto nada". Todos los detenidos hasta ese momento eran islamistas o asturianos. "Le digo mi opinión hoy, fíjese si ha pasado tiempo". Han pasado tres años más, y la situación sigue siendo la misma que en 2004, ahora con una sentencia que sí descarta a ETA.

Zaplana ha mantenido sus dudas todo ese tiempo. En marzo de 2006, declaró: "La democracia española sigue sin saber quienes fueron los autores materiales y menos aún quienes estaban detrás de aquella masacre, y no lo sabemos porque a Zapatero le dejó de interesar la verdad sólo tres días después, el 14 de marzo". Su Gobierno estuvo al mando al menos un mes más.

Al menos en una ocasión, Zaplana ha salido abiertamente defendiendo una información del diario El Mundo. Era aquella en que, supuestamente, se había hallado una tarjeta del Grupo Mondragón en la Kangoo robada donde se transportaron los explosivos. Un día después, toda España sabía que se trataba de una casete de la Orquesta Mondragón. Zaplana era preguntado por el bulo en una entrevista el 4 de mayo de 2006. "La tarjeta existe, seguro", contestaba Zaplana. ¿Pero era una tarjeta o una cinta? "Había las dos cosas. Que salga el ministro del Interior y lo aclare, que el Gobierno demuestre que tiene la razón".

Zaplana pidió la comparecencia de Rubalcaba y Zapatero en el Congreso para explicar una información de prensa que se había probado falsa. No sería la única vez. Su grupo parlamentario presentó también más de 500 preguntas escritas al Gobierno en las que se reproducían las teorías más estrambóticas amplificadas por Internet sobre el 11-M. Entre ellas, algunas que ponían en duda lo ocurrido en el suicidio de Leganés, donde murió un policía. El grupo parlamentario de Zaplana dejó en el Congreso la siguiente cuestión: "¿Tiene constancia el Sr. Ministro que en uno de los presuntos suicidas de Leganés fue encontrado en la vivienda, después de la explosión, con los pantalones puestos al revés sin que haya dado una respuesta aclaratoria hasta el día de hoy?".

- Jaime Ignacio del Burgo. "Resulta que ETA estaba allí". Jaime Ignacio del Burgo es diputado de UPN, la marca navarra del PP. Fue uno de los portavoces de este partido en la Comisión de Investigación y ahí forjó su fama, haciendo preguntas a los comparecientes directamente con los periódicos sobre la mesa. Su connivencia con El Mundo se plasmó en artículos como el que escribió a raíz de la publicación de una entrevista en prisión con José Emilio Suárez Trashorras, un tipo condenado ayer a casi 40.000 años de cárcel por 191 asesinatos. "Pues bien, ahora resulta que ETA también estaba allí, en el 11-M. Así se desprende al menos de las declaraciones efectuadas por Emilio Suárez Trashorras a ese magistral periodista de investigación que es Fernando Múgica y que acaba de publicar el diario El Mundo". Trashorras decía que el 11-M había sido un golpe de Estado del que estaban al corriente las Fuerzas de Seguridad.

Ayer mismo Del Burgo aseguró que no se ha hecho "una investigación seria" sobre la implicación de ETA y que quedan "muchísimas incógnitas abiertas". Del Burgo tiene un libro publicado sobre los supuestos puntos oscuros del 11-M.

[El Colegio de Periodistas de Cataluña emitió ayer un comunicado en el que acusa a la televisión pública Telemadrid, el diario El Mundo, la cadena de radio Cope y la web Libertad Digital de llevar a cabo una campaña "de desprecio continuado a la veracidad de los hechos y un intento de descrédito de las instituciones del sistema democrático"].

El diputado del PP Jaime Ignacio del Burgo, con el locutor de la Cope Federico Jiménez Losantos en la presentación del libro de éste De la noche a la mañana. El milagro de la Cope. Detrás, Pedro J. Ramírez. / EFE

El dirigente del PP Vicente Martínez Pujalte (a la izquierda) y el portavoz del Grupo Parlamentario Popular, Eduardo Zaplana, en una de las sesiones de la comisión de investigación del 11-M. / EFE

Atención al cliente

Teléfono: 902 20 21 41

Nuestro horario de atención al cliente es de 9 a 14 los días laborables

Formulario de contacto »

Lo más visto en...

» Top 50

Webs de PRISA

cerrar ventana