ArchivoEdición impresa

Acceso a suscriptores »

Accede a EL PAÍS y todos sus suplementos en formato PDF enriquecido

viernes, 12 de octubre de 2007

La falta de higiene causa la muerte a 90 personas en tres hospitales ingleses

La policía estudia presentar acusaciones penales contra los gestores por el brote de la bacteria

Un informe oficial publicado ayer revela que al menos 90 pacientes de tres hospitales británicos murieron por problemas de higiene. Se trata de los tres centros gestionados por el Maidstone and Tunbridge Wells NHS Trust en Kent, al sureste de Londres. Las muertes se produjeron por tres brotes de infecciones provocadas por la bacteria Clostriudium difficile que afectaron a 1.500 pacientes entre abril de 2004 y septiembre de 2006. La policía está estudiando si presenta acusaciones penales contra los gestores del consorcio. Más del 80% de las víctimas eran mayores de 65 años.

La investigación, llevada a cabo por especialistas del Sistema de Nacional de Salud (NHS) de Inglaterra, arrancó tras las denuncias recibidas por la falta de higiene en los hospitales gestionados por Maidstone and Tunbridge Wells.

Los investigadores concluyeron que esos problemas se debían sobre todo a que el personal sanitario ponía más empeño en cumplir los objetivos de reducción de las listas de espera fijados por el Gobierno que en cuidar de los pacientes. Las enfermeras estaban "demasiado ocupadas" como para perder el tiempo en lavarse las manos y cumplir las normas de higiene en vigor en el centro. El ministro de Sanidad, Alan Johnson, tuvo que salir en su defensa y manifestó que no había ninguna intención "oculta" (como provocar un cambio en la gestión del consorcio)

Diversas fotografías tomadas por los investigadores ponen de relieve la suciedad y falta de higiene de las instalaciones. Y numerosos relatos de las personas entrevistadas por los investigadores conforman un largo anecdotario del poco cuidado por la higiene que percibieron allí. Desde "olor a diarrea" hasta sábanas utilizadas por anteriores pacientes o enfermos obligados a hacer sus necesidades en la cama porque nadie tenía tiempo para acompañarles al baño.

"Fue un error serio"

Los investigadores explican que el consorcio -que gestiona unas 900 camas entre los tres hospitales- no se había dado cuenta en 2005 que se enfrentaba a un brote de la bacteria que afectaba a 150 pacientes. "Ese fue un error serio", señalan los autores del informe. Aunque las cosas han mejorado desde los tres brotes sufridos por estos hospitales, los investigadores han descubierto "ejemplos inaceptables de uso de equipamiento contaminado en abril de 2007".

Según las cifras manejadas en el informe, en total hubo tres brotes infecciosos de Clostridium difficile que afectaron a 1.500 pacientes, de los que 345 murieron. Este microorganismo causa diarreas que pueden acabar produciendo una ulceración en el colon.

Los investigadores estiman que en alrededor de 90 de estas muertes la causa principal del fallecimiento "de forma segura o probable" la bacteria. Ésta "pudo contribuir" a la muerte de otros 270 pacientes. Sin embargo, los investigadores advierten que muchos de los enfermos, la mayoría de ellos ancianos y muy debilitados, probablemente hubieran fallecido por otras causas aunque no se hubieran infectado.

La situación de los centros hospitalarios fue calificada de "barbaridad" por el vicepresidente de la Sociedad española de Medicina Preventiva, Salud Pública e Higiene, Vicente Pastor. Este calificó lo sucedido de "auténtica epidemia", informa Emilio de Benito.

El director médico del consorcio, Malcolm Stewart, se disculpó ayer mediante una nota: "Sentimos lo ocurrido y estamos dispuestos a reducir los niveles de infección", afirmó. Según Stewart, en lo que va de año han invertido un millón de libras (1,44 millones de euros) en mejorar la higiene.

UNA AMENAZA PERMANENTE

- Las infecciones hospitalarias (nosocomiales) son un problema de salud pública en todo el mundo.

- Sólo en Europa ha habido 3 millones de casos en 10 años, de los que unas 50.000 personas han muerto.

- Los programas de lavado de manos son el mejor medio para evitar su propagación.

Interior de un hospital en Reino Unido. / ULY MARTÍN

Atención al cliente

Teléfono: 902 20 21 41

Nuestro horario de atención al cliente es de 9 a 14 los días laborables

Formulario de contacto »

Lo más visto en...

» Top 50

Webs de PRISA

cerrar ventana