ArchivoEdición impresa

Acceso a suscriptores »

Accede a EL PAÍS y todos sus suplementos en formato PDF enriquecido

miércoles, 10 de octubre de 2007

PP y PSOE de Murcia rechazan el Estatuto de Castilla-La Mancha

Los dos partidos se oponen a un texto que elimina el trasvase Tajo-Segura

La política del agua no entiende de partidos sino de territorios. Mientras que en Castilla-La Mancha los dirigentes del PP y del PSOE votaron un nuevo Estatuto que ponía fecha de caducidad al trasvase Tajo-Segura, los líderes de los mismos partidos en Murcia se pusieron ayer de acuerdo para combatir este aspecto principal del Estatuto castellano-manchego que se tiene que tramitar en el Congreso de los Diputados.

El presidente murciano, Ramón Valcárcel, y el líder del principal partido de la oposición en esta comunidad, el socialista Pedro Saura, acordaron ayer "ir de la mano" contra el proyecto de Estatuto de Castilla-La Mancha, que en uno de sus artículos incluye la caducidad del trasvase Tajo-Segura en 2015, según confirmó el consejero de la Presidencia y portavoz del Gobierno regional, Juan Antonio de Heras, tras una reunión celebrada entre el presidente regional y el secretario general del PSRM-PSOE. La modificación del Estatuto se abordará en la próxima legislatura, según anunciaron los grupos parlamentarios de las Cortes.

"Vamos a ir de la mano en todo lo que podamos ir de la mano, y habrá cuantas reuniones sean precisas a todos los niveles. Es necesario que entre el PP y el PSOE haya ese tipo de contactos. Por parte del Gobierno regional con Pedro Saura, la novedad es que hemos establecido un calendario de estos encuentros, por lo que no tendremos que esperar a que cualquiera de las partes convoque a la otra", especificó De Heras, quien dijo que al menos se reunirán dos veces al año.

Por su parte, Pedro Saura, que coincidió con Valcárcel en la necesidad de estudiar el Estatuto de Castilla-La Mancha para impedir la caducidad del trasvase, apuntó a la posibilidad de que el trasvase del Tajo aumente sus bombeos, pasando de enviar una media de 300 hectómetros cúbicos al año a la cuenca del Segura a los 600 que le permite la ley. En el Gobierno regional solicitaron también la construcción del trasvase del Tajo Medio, así como la del Ebro-Segura, puntos que rechazó inicialmente el socialista Saura.

Precisamente ayer, el Consejo de Gobierno castellanomanchego acordó impugnar el acuerdo de la Junta de Gobierno de la Confederación Hidrográfica del Júcar (CHJ), de 23 de julio, por el que se autorizó a la Mancomunidad de Canales del Taibilla, dependiente del Ministerio de Medio Ambiente y que suministra el agua a 79 municipios de Alicante, Murcia y Albacete, la utilización de 6,1 hectómetros cúbicos regulados en el embalse de Alarcón, que se destinarían a los municipios alicantinos de Alicante, San Vicente del Raspeig, Elche, Santa Pola y Hondón de las Nieves.

Las aportaciones del Júcar permitieron el pasado año hidrológico, que se inicia todos los meses de octubre, superar una de las sequías más importantes de los últimos años sin restricciones.

Atención al cliente

Teléfono: 902 20 21 41

Nuestro horario de atención al cliente es de 9 a 14 los días laborables

Formulario de contacto »

Lo más visto en...

» Top 50

Webs de PRISA

cerrar ventana