Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra
Entrevista:LUIS ATIENZA | Presidente de Red Eléctrica de España

"Las soluciones salomónicas no nos satisfacen"

El presidente de Red Eléctrica de España (REE), Luis Atienza, al frente de la compañía desde 2004, no está satisfecho con el posible resultado de la investigación realizada por la Comisión Nacional de la Energía (CNE). "Las soluciones salomónicas no nos satisfacen" aseguró ayer. En opinión de Atienza, la CNE sólo puede implicar a REE en el apagón, con "conjeturas". Para REE, el apagón de Barcelona se debió a la falta de mantenimiento de la red eléctrica propiedad de Endesa.

Pregunta. ¿Qué pasó el 23 de julio en Barcelona?

Respuesta. Hay cuatro elementos a considerar: por qué se cae un cable [propiedad de Endesa]; si funcionan o no las protecciones que deben aislar el incidente; por qué se incendia la subestación de Maragall y por qué se tarda tres días en reponer el servicio.

P. Y tienen respuesta para cada elemento...

R. Sobre la caída del cable, siempre dijimos que no tenía que ver con incidentes registrados en semanas anteriores. No hay ninguna implicación de REE en la caída del cable. Lo tendrá que explicar Endesa. Y la explicación es que el cable se cae como consecuencia de un deterioro continuado en el tiempo.

P. Pero antes de que cayera el famoso cable que originó el incidente había habido muchos incidentes previos...

R. En el sistema eléctrico español hay entre 1.000 y 1.500 incidentes en la red de transporte al año. De ellas, en 2006, 298 incidencias ocurrieron en Cataluña. En las semanas anteriores al apagón había habido en Barcelona 11 incidentes, no 60 como dice Endesa.

P. Es decir, en su opinión, todo era normal...

R. Estadísticamente, era normal.

P. En suma, que la versión de Endesa de que el cable se cae por el mal funcionamiento de la red de transporte no se justifica.

R. Absolutamente. En los informes que ha aportado Endesa, ese argumento desaparece. Formó parte de una estrategia de distracción y para culpabilizar a REE.

P. Así que la culpa de todo es de Endesa.

R. Nosotros no hemos querido culpabilizar. Lo único que hemos dicho a Endesa es 'mire... explique usted la caída del cable, pero no diga que es por el comportamiento de la red de transporte'.

P. Pero además del cable, fallaron más cosas.

R. Nos acusan también de que las protecciones de Red Eléctrica no funcionaron. Pues bien, está demostrado por los propios informes de Endesa a la CNE que sí funcionaron.

P. Y a pesar de todo, se incendió la subestación de Maragall. ¿Saben por qué?

R. Cuando comparecí en el Parlamento de Cataluña no sabía la causa. Creía que había que investigarlo más en profundidad. Y dije que todavía no tenía explicación. La subestación es compartida por REE y Endesa. Investigamos y descubrimos que el incendio se inició en la planta menos 1, compartida entre ambos. No en la planta cero [de REE], como se dijo [por Endesa]. Hemos revisado exhaustivamente lo sucedido y hemos descubierto, con los datos que ha aportado Endesa, que desde las dos de la mañana del día anterior hasta la hora del incidente se produjeron 126 anomalías en la red de servicios auxiliares y la red de media tensión en la subestación de Maragall [que gestiona Endesa].

P. Y tras la investigación de la CNE, ¿hasta dónde está dispuesta a llegar REE?

R. Vamos a defender los intereses de la empresa hasta el final. Utilizaremos todas las instancias.

P. ¿Por qué se tardó tanto en restablecer el servicio?

R. Es un problema de configuración de la red de distribución, que nosotros habíamos denunciado de forma reiterada. P. Se había advertido, pero ¿se hizo algo para remediarlo?

R. Hay un procedimiento en vigor que se aplica a las nuevas peticiones de acceso a la red de transporte. Y habíamos hecho una propuesta de procedimiento de operación para todos que garantizase un cierto mallado de la red de distribución.

P. Pero las advertencias, ¿desde cuándo venían haciéndose?

R. Desde 2004-2005, de forma muy reiterada.

P. Y desde 2004 no ha podido hacer otra cosa que advertir...

R. No, porque el proceso regulatorio es muy lento y porque las empresas distribuidoras se oponían.

P. La sensación que ha quedado es que la red está en una situación muy delicada.

R. Globalmente no se puede decir que la red sea precaria. P. Entonces, ¿el problema está en la red de 220 KV que REE compró por unos 2.000 millones a las empresas a partir de 2002?

R. Yo no voy a criticar a mis antecesores, comparto el criterio de que había que comprar esa red. Creo que es bueno que toda la red de transporte esté en una empresa. Ahora bien, fue una compra global. Sin auditoría. Sin análisis técnico.

P. Suena como si a alguien, las empresas le hubieran colado un gol por toda la escuadra.

R. Yo no me quejo. Cuando el programa de renovación culmine tendremos una red mucho más robusta.

* Este articulo apareció en la edición impresa del Miércoles, 3 de octubre de 2007