Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete

La crisis del crédito provoca el cierre de un banco 'online' en EE UU

El grupo holandés ING Direct sale al rescate de los clientes de Netbank

La congelación del mercado de crédito se ha cobrado una víctima en EE UU: Netbank, uno de los bancos pioneros en Internet. Las autoridades reguladoras decidieron darle cerrojazo el pasado viernes por el alto volumen de impagos de las hipotecas y su delicada situación financiera. La entidad electrónica tenía activos por valor de unos 1.760 millones de euros.

Su portal en Internet arrancaba ayer con este mensaje: "La entidad ha sido cerrada. Todos los depositarios son ahora clientes de ING Direct". La institución financiera holandesa -presente también en España como banco por Internet- es una de las de mayor crecimiento en Estados Unidos, con 5,5 millones de clientes y 23.000 millones en depósitos hipotecarios. ING se hace así con casi todas las cuentas de Netbank, particulares y de negocios. El grupo Everbank se hará cargo de pasivos por valor de 700 millones.

Se trata del mayor colapso de una firma financiera estadounidense en más de 14 años. El cierre se suma a las quiebras protagonizadas por varias decenas de intermediarios hipotecarios, como New Century Financial, tras la tormenta financiera desatada en agosto por la crisis de las hipotecas de alto riesgo, conocidas como subprime.

La diferencia con respecto a los intermediarios es que Netbank está bajo el paraguas de la legislación bancaria federal, y no estatal, lo que permite actuar a las autoridades reguladoras de EE UU a actuar. Se trata, de hecho, del primer banco directamente afectado por la crisis hipotecaria.

La entidad electrónica norteamericana no dio ayer más detalles sobre los motivos del cierre impuesto por Washington. Las autoridades reguladoras explican, sin embargo, que el banco no podía soportar el alto nivel de morosidad y los pobres controles internos. La crisis hipotecaria no hizo más que exacerbar las vulnerabilidades de Netbank, que intentó diversificar el riesgo saltando al negocio de las subprime.

* Este articulo apareció en la edición impresa del Domingo, 30 de septiembre de 2007