ArchivoEdición impresa

Acceso a suscriptores »

Accede a EL PAÍS y todos sus suplementos en formato PDF enriquecido

jueves, 20 de septiembre de 2007

Maragall cree que si el Constitucional cambia el Estatuto sería lógico someterlo de nuevo a referéndum

Barcelona 20 SEP 2007

"Nos hemos metido en un lío, reconozcámoslo", dijo ayer el ex presidente Pasqual Maragall. Se refería a la decisión, tomada por él en su etapa de presidente de la Generalitat, de promover la reforma del Estatuto. Reconoció también que "el lío" perdurará, por lo menos, mientras el nuevo Estatuto esté pendiente del Tribunal Constitucional. En el caso de que el alto tribunal lo modificara sería lógico, dijo, pedir "la repetición" del referéndum.

El ex presidente intervino en unas jornadas sobre la reforma de los Estatutos de Autonomía organizadas por la Asociación Española de Letrados de Parlamentos, que se celebra en el Parlament. En el curso de su disertación sobre La articulación territorial del Estado, Maragall reiteró algunos de sus puntos de vista críticos sobre el proceso de reforma del Estatuto catalán llevado a cabo cuando él dirigía el Gobierno catalán.

"Puede darse el caso de que el Estatuto sea modificado por el Tribunal Constitucional y entonces viviríamos en cierta manera un contrasentido", advirtió. En ese supuesto, agregó, podría suceder que "cualquier ciudadano de Cataluña que hubiese votado el Estatuto pudiera pedir la repetición del referéndum arguyendo con toda lógica que lo que votó no fue lo que ha quedado establecido".

Otro aspecto del problema es que el Tribunal Constitucional, que está también pendiente de unos cambios en su composición sobre los que recaen "toda clase de temores y sospechas", no modificara el Estatuto. Pero entonces podría interpretarse que ha cedido a presiones del Gobierno. Esto le llevó a calificar la situación actual como un "imposible rompecabezas", en el que "o el pueblo es desmentido o los jueces tienen que renunciar a ser independientes".

Estas opiniones de Maragall fueron replicadas ayer mismo por el consejero de la Vicepresidencia del Gobierno catalán, Josep Lluís Carod, líder de ERC. Dijo que hay que "respetar" cualquier propuesta de un ex presidente, pero consideró que el Estatuto "ya se ha sometido a un referéndum y no debería volver a las urnas. El Estatuto ya no tiene que ocupar el debate político, porque ahora Cataluña ha de dirigirse hacia otros horizontes".

Maragall reiteró su convicción de que la Constitución deberá ser reformada para introducir en ella los nombres de las comunidades autónomas y la pertenencia a la Unión Europea, pero añadió un nuevo elemento: abrir también este debate a la "conjunción de esfuerzos entre España y Portugal".

También criticó que el PP y el PSOE planteen las elecciones generales como "un concurso de españolidad". Si se va por esta vía, advirtió, "partes enteras de España no se verán reflejadas". Y afirmó que Cataluña, Euskadi, Galicia, Escocia, Flandes y Baviera "van a ser naciones europeas sin romper los Estados a que pertenecen".

Atención al cliente

Teléfono: 902 20 21 41

Nuestro horario de atención al cliente es de 9 a 14 los días laborables

Formulario de contacto »

Lo más visto en...

» Top 50

Webs de PRISA

cerrar ventana