ArchivoEdición impresa

Acceso a suscriptores »

Accede a EL PAÍS y todos sus suplementos en formato PDF enriquecido

martes, 18 de septiembre de 2007

Detenidos dos rumanos por explotar a inmigrantes en el campo manchego

Trabajo expedientará a los tres agricultores de Ciudad Real que empleaban a los 'sin papeles'

La Guardia Civil detuvo ayer a dos rumanos por explotar a compatriotas en el campo manchego, según la delegación del Gobierno en Castilla-La Mancha. Los detenidos traían a compatriotas sin papeles a trabajar en la vendimia y en otras tareas a cambio de dinero, pero en realidad se quedaban con la mayor parte del sueldo de los al menos 18 rumanos y un boliviano para los que hicieron de intermediarios. El delegado del Gobierno, Máximo Díaz Cano, pidió a los manchegos que denuncien "a quienes de forma abyecta se aprovechan de la miseria".

Se llama Liviu Veres, pero en Tomelloso todos lo conocen como Tomas. Es rumano y ofrecía a los agricultores inmigrantes para el campo a cambio de 70 euros al día (10 horas de trabajo). A sus contactos en Rumanía les ofrecía entre 30 y 40 euros diarios (por lo que ganaba más de 30 euros diarios con cada uno). Así encontró al menos a un boliviano y 18 rumanos sin papeles que colocó en Socuéllamos (Ciudad Real). Además, les cobraba 300 euros por el viaje, 100 euros por el alquiler de un chamizo en Tomelloso y cinco euros diarios por el transporte hasta el campo. Los inmigrantes llevaban un mes trabajando en la recogida del pimiento en un paraje conocido como La Manchuela, pero apenas habían cobrado.

Ayer, la Guardia Civil y la inspección de Trabajo irrumpieron en el campo y detuvieron a Tomas y a su novia, Vasilica Monica Fechete. Los inmigrantes declararon anoche ante el juzgado de instrucción número tres de Tomelloso y ratificaron que apenas habían cobrado. La inspección de Trabajo levantó acta, identificó a los tres patronos y probablemente los expediente cuando acabe el proceso judicial.

La detención se produce en pleno pulso entre los agricultores y el Gobierno por los contratos de los rumanos. Los agricultores necesitan 20.000 empleados para la vendimia que está a punto de comenzar pero durante meses han ignorado la exigencia del Gobierno de tramitar los contratos. Ahora los tramitan a toda prisa ante las denuncias de la inspección. El delegado del Gobierno pidió ayer a todos los que conozcan estas situaciones que las denuncien. "Quien se aprovecha de los demás y de su miseria comete un delito especialmente repugnante", afirmó.

Atención al cliente

Teléfono: 902 20 21 41

Nuestro horario de atención al cliente es de 9 a 14 los días laborables

Formulario de contacto »

Lo más visto en...

» Top 50

Webs de PRISA

cerrar ventana