Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Un artefacto bajo el coche de un 'ertzaina'

Un agente de la policía vasca sufrió ayer un ataque contra su vehículo particular, en cuyos bajos fue hallado un artefacto casero compuesto por un bidón de cinco litros de líquido inflamable unido con cinta aislante a un cohete pirotécnico.

El coche estaba aparcado en la plaza Nafarroa, en la localidad guipuzcoana de Andoain, y la presencia del artefacto fue descubierta a las diez de la mañana por operarios del servicio municipal de limpieza.

La Policía Local acordonó la zona hasta que acudieron especialistas de la Ertzaintza, que retiraron el dispositivo. Después comprobaron que la mecha estaba quemada, pero que pese a ello el artefacto no había explotado. El ataque desencadenó un sinfín de condenas y muestras de solidaridad con la policía vasca, entre ellas la del Ayuntamiento de la localidad, que lo calificó de "acto fascista". Los sindicatos policiales lo consideraron un paso más en una escalada de intimidación y pidieron además al Departamento vasco de Interior que extreme las medidas de seguridad para los agentes del cuerpo.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 15 de septiembre de 2007