Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Solbes cuestiona el proyecto andaluz que pretende garantizar el acceso a una casa

La ministra de Vivienda anima a otras comunidades autónomas a imitar la medida de Chaves

El propósito de la Junta de Andalucía de garantizar por ley en la próxima legislatura el acceso a la vivienda divide al Gobierno. El vicepresidente económico, Pedro Solbes, declaró ayer a la cadena SER que no es "partidario de grandes leyes que den reconocimiento de derechos para toda la vida". Mientras, la ministra de Vivienda, Carme Chacón, animó a las administraciones a emprender acciones similares. La ley andaluza prevé construir 300.000 casas en 10 años, lo que obligaría a triplicar el ritmo actual de construcción de VPO (vivienda de protección oficial) en Andalucía, que ha bajado un 50% desde 1999.

No es la primera vez que Solbes y Chacón discrepan públicamente. En agosto, Chacón adelantó su intención de recuperar las desgravaciones fiscales al alquiler. Sobre ellas, Solbes había dicho en 2006 que tienen un "impacto muy poco efectivo" y que "aumentan los precios en vez de para bajarlos".

Ayer fueron preguntados por separado sobre el anuncio de la Junta de Andalucía de tramitar una ley que garantice el acceso a la vivienda a quienes ganen menos de 3.000 euros al mes. Solbes, guardián de la ortodoxia económica, afirmó: "Yo no soy partidario de grandes leyes que den derechos para toda la vida. Son cosas que suenan bien, pero luego hay que aplicarlas. Y esto significa restricciones económicas". Aunque admitió que la medida "es loable", agregó: "El reflejo que me surge cuando leo una noticia de este tipo es si habrán calculado bien lo que les costará y si lo tienen controlado".

300.000 viviendas

Esta declaración supone una oposición en toda regla por parte de Solbes, a menudo lacónico y evasivo; ayer mismo reconoció que nunca se explaya en público y que no lo hará cuando deje la política. No es la primera vez que el vicepresidente económico pone reparos a este medidas que implican gasto social. En julio pasado se negó a apoyar públicamente la decisión de Zapatero de establecer una ayuda de 2.500 euros por hijo.

Mientras Solbes aguaba la medida estrella de Chaves, que además es presidente del PSOE, Chacón la abrazó de inmediato. La ministra de Vivienda animó a todas las administraciones, "al margen de colores políticos", a que tomen iniciativas similares a la andaluza. Chacón prepara "medidas potentes", según sus propias palabras, en materia de vivienda y habrá que esperar a la respuesta de Solbes.

El anteproyecto de Ley de Acceso a la Vivienda no se podrá aprobar esta legislatura, ya que las autonómicas coincidirán previsiblemente con las generales, en marzo de 2008. Para ponerlo en práctica habrá que construir 300.000 viviendas protegidas en 10 años, según los cálculos del Ejecutivo andaluz.

Esto supondría triplicar el ritmo actual de construcción de vivienda protegida en la comunidad. Según el Ministerio de Vivienda, en 2006 se terminaron en Andalucía 9.386 casas protegidas, el 15,5% del total nacional. El número de viviendas protegidas terminadas ha bajado un 50% en Andalucía entre 1999 y 2006, mientras que en España se ha estancado. Los datos que aporta la Junta son superiores, pero aún así están muy lejos del ritmo de construcción necesario para cumplir la futura ley. La Junta afirma que en los últimos cuatro años se han construido en Andalucía 15.600 viviendas protegidas al año, la mitad de las previstas en el nuevo plan.

La oposición arremetió contra Chaves y le acusó de electoralista. El líder popular en Andalucía, Javier Arenas, dijo que la Junta "no tiene ninguna credibilidad", y que esta medida "se asemeja a otras propuestas como las vacaciones gratis para amas de casa".

El Partido Andalucista calificó el anuncio de "camelo y engaño a los mileuristas". El coordinador regional de IU, Diego Valderas, dijo que el Gobierno de Chaves "tiene la cara de cemento": "No se puede presentar una Ley de Vivienda cuando ya se ha decidido que no se aprobará. Además, esta ley se viene prometiendo desde 1994".

* Este articulo apareció en la edición impresa del Jueves, 6 de septiembre de 2007