ArchivoEdición impresa

Acceso a suscriptores »

Accede a EL PAÍS y todos sus suplementos en formato PDF enriquecido

lunes, 3 de septiembre de 2007
CARTAS AL DIRECTOR

Prejuicio religioso

Gracias, en primer lugar, por la sensibilidad e interés demostrados por los profesionales de EL PAÍS en recientes reportajes por informar y dar a conocer la realidad de las minorías religiosas y, en particular, de las Iglesias protestantes, históricamente perseguidas y marginadas en España.

Aunque parezca mentira, 30 años de democracia no han sido suficientes para erradicar del todo algunos tópicos y estereotipos arraigados en la cultura acerca de las Iglesias procedentes de la reforma, entre otras cosas porque éstos siguen siendo alimentados deliberadamente por sectores nostálgicos de la sociedad, quienes recurren a ellos para sembrar la sospecha y alimentar el prejuicio religioso.

Tal es el caso del diputado por Madrid del PP Jesús López-Médel -observador en la OEA-, autor del artículo de opinión titulado Guatemala, un volcán (EL PAÍS, 31-08-2007), quien en su particular descripción de la compleja situación política y social guatemalteca se despacha con la siguiente frase: "También es diversa la implantación de religiones, pues junto al catolicismo y el sincretismo con creencias autóctonas son influyentes sectas protestantes, varias financiadas desde EE UU".

Hay que tener arte para, en tan breve espacio, expresar tanto prejuicio hacia el cristianismo protestante -confesión religiosa a la que pertenece el 25% de la población guatemalteca- aludiendo a los viejos tópicos empleados históricamente por los agentes de la contrarreforma. "Las Iglesias protestantes no son tales", ya lo recordó recientemente Benedicto XVI en su visita a Brasil, "sino sectas"; y no son "autóctonas", como el catolicismo y el sincretismo, sino que son "financiadas desde EE UU".

Cabe preguntarse: ¿es este empleo subliminal del lenguaje parte del nuevo impulso "evangelizador" promovido desde Roma para la región, a través de leales amanuenses estratégicamente situados en los organismos internacionales? Otra pregunta: ¿a qué viene el tema de la financiación desde EE UU? ¿Hará falta recordarle al autor que los cristianos protestantes -además de sostener de sus propios bolsillos a sus iglesias y pastores- financian a la Iglesia católica con sus impuestos, a través de los presupuestos de los distintos Estados, con los que esta institución religiosa mantiene anacrónicas situaciones de privilegio.

Atención al cliente

Teléfono: 902 20 21 41

Nuestro horario de atención al cliente es de 9 a 14 los días laborables

Formulario de contacto »

Lo más visto en...

» Top 50

Webs de PRISA

cerrar ventana