ArchivoEdición impresa

Acceso a suscriptores »

Accede a EL PAÍS y todos sus suplementos en formato PDF enriquecido

martes, 28 de agosto de 2007
La ofensiva terrorista

Más de un centenar de vecinos de Durango denuncian daños por la explosión

Poco a poco, los vecinos de Durango (Vizcaya) empiezan a presentar sus reclamaciones por los daños sufridos la madrugada del viernes como consecuencia de la explosión de un coche bomba de ETA ante la casa cuartel de la Guardia Civil de esa localidad. Muchos, sin embargo, siguen conmocionados por lo ocurrido. En total, según precisó ayer el Departamento vasco de Interior, el número de afectados que han presentado ya denuncias por daños ante la Ertzaintza asciende a 105. El Ayuntamiento de Durango ha abierto además una oficina específica para asesorar a los afectados. Hasta ayer había recibido 40 peticiones.

La furgoneta de ETA, cargada con 100 kilos de explosivo, estalló a apenas 20 metros de la esquina de las calles Montorreta y Urkiaga Torre la madrugada del viernes. Ese mismo día, el Ayuntamiento de Durango, en manos del PNV, estimó en más de 300 los vecinos afectados por el estallido en sus viviendas, negocios o vehículos, además de los residentes en la casa cuartel del instituto armado.

El aspecto de la casa cuartel ha cambiado poco desde el viernes. Su fachada principal sigue marcada por los impactos de la metralla y la potencia de la onda expansiva. Junto a los coches, arrasados, en plena carretera, vigilaba ayer un guardia civil. "Los compañeros están muy afectados. Yo no vivo en este cuartel, pero conozco a muchos que sí y lo están pasando fatal, no por ellos, sino por sus familias", declaró.

Pesadillas

Muchos de los damnificados siguen aún conmocionados por lo ocurrido. Más de la mitad ni siquiera ha presentado aún la denuncia policial necesaria para poder reclamar los daños a sus aseguradoras. A la mayoría de vecinos les está costando despertar de la pesadilla. Muchos tienen problemas para conciliar el sueño. Otros se desvelan atemorizados en plena noche. Algunos incluso han pedido ser asistidos por psicólogos.

La mayoría de los vecinos dedicó la mañana de ayer a hacer inventario de los daños en sus viviendas. José Luis Asensio, inquilino del portal número 3 de Urkiaga Torre, uno de los bloques menos afectados, se preparaba para presentar su reclamación y demostraba conocer bien los trámites: "Primero hay que presentar una denuncia en el cuartel de la Ertzaintza o de la policía local. Después, tengo que acudir con esa denuncia y mi póliza a la compañía de seguros y esperar al peritaje de daños".

El Ayuntamiento de Durango, muy criticado estos días por haber mantenido cerrada su oficina de atención al ciudadano, hizo público ayer un bando detallando los pasos que deben seguir los vecinos que han sufrido pérdidas por el atentado etarra.

Atención al cliente

Teléfono: 902 20 21 41

Nuestro horario de atención al cliente es de 9 a 14 los días laborables

Formulario de contacto »

Lo más visto en...

» Top 50

Webs de PRISA

cerrar ventana