ArchivoEdición impresa

Acceso a suscriptores »

Accede a EL PAÍS y todos sus suplementos en formato PDF enriquecido

martes, 21 de agosto de 2007
Terremoto en Perú

Los cooperantes españoles en Pisco utilizan una fábrica como cuartel general

Medio centenar de voluntarios trabaja en las acciones de rescate

Las instalaciones de una fábrica de conservas, del grupo español Consorcio, se han convertido en el cuartel general de la ayuda española en Pisco. Apenas llevaba un mes en funcionamiento cuando el terremoto paralizó su producción, pero la estructura quedó intacta. Su gerente, Pablo Echevarria, nacido en Getxo hace 37 años, observa ahora cómo en el patio de la empresa, en vez de contenedores y palés con latas de anchoas, se agolpan cajas de víveres y mantas mientras la zona es un pulular de bomberos y sanitarios llegados desde España.

Echevarria, quien lleva año y medio en Pisco y duerme en la fábrica desde el día del terremoto, trata de que las organizaciones tengan todo lo necesario. Allí se concentran Ayuda en Carretera del País Vasco (DYA), el Samur y el Summa de Madrid, Bomberos en Acción y la coordinación de la Agencia Española de Cooperación Internacional (AECI).

Estos efectivos, que disponen de tres hospitales de campaña y están formados por medio centenar de personas, se desplegaron ayer por las comarcas de Humay y Yauyo, esta última situada a siete horas de viaje y donde la ayuda aún no ha llegado. "No sabemos con lo que nos vamos a encontrar", explica Carlos Barra, del Samur, quien destaca que lo más preocupante son las enfermedades respiratorias y digestivas. Muchos de los españoles que se encuentran en Pisco son veteranos de otras misiones, pero para otros como Yuri Campos, del Summa, éste es su bautismo de fuego. Campos es peruano residente en España.

Otras organizaciones españolas están presentes desde los primeros momentos, como Médicos del Mundo, Intermón Oxfam y Bomberos Unidos sin Fronteras; estos últimos con sus perros han trabajado activamente en los rescates. Los bomberos duermen apenas unas horas en tiendas de campaña instaladas en la plaza de Armas y mientras descansan, escuchan a todos los que se acercan a pedir ayuda.

"Ha habido problemas debido a las infraestructuras, pero hay que ser conscientes de que una catástrofe de este tipo significa que precisamente desaparecen todas las infraestructuras", subraya María Eugenia Martín-Sanz Martínez, responsable de emergencias de la AECI. Ayer comenzó a llegar por vía aérea material donado por España. El avión no pudo aterrizar en Pisco debido a su envergadura y tuvo que ser desviado a Lima -350 kilómetros al norte-, y la carga fue repartida en aparatos más pequeños.

CUENTAS PARA DONACIONES

Cruz Roja Española

BBVA: 0182-5906-86-0010022227

Bomberos Unidos Sin Fronteras

Caja Madrid:

2038-0603-28-6006434259

Medicus Mundi

Santander Central Hispano:

0049-0001-59-2810016616

Intermón Oxfam

Santander Central Hispano:

0049-1806-91-2112008135

Cáritas

BBVA:

0182-5906-80-0202012018

Acción contra el Hambre

Santander Central Hispano:

0049-0001-59-2810090000

Un bombero español, con su perro de rescate ayer en Pisco. / CRISTÓBAL MANUEL

Atención al cliente

Teléfono: 902 20 21 41

Nuestro horario de atención al cliente es de 9 a 14 los días laborables

Formulario de contacto »

Lo más visto en...

» Top 50

Webs de PRISA

cerrar ventana