ArchivoEdición impresa

Acceso a suscriptores »

Accede a EL PAÍS y todos sus suplementos en formato PDF enriquecido

jueves, 9 de agosto de 2007
Reportaje:

50 años de 'Música en Compostela'

El curso dedicado al estudio de compositores españoles convierte a Santiago en una ONU musical

Ha llovido mucho desde que el gran guitarrista Andrés Segovia decidió, junto al diplomático José Miguel Ruiz Morales, poner en marcha un curso sobre música española para estudiantes de todo el mundo que decidieran venir a España a conocer a los grandes compositores de este país. "Segovia decidió crear este curso porque consideraba que la música española era poco conocida en el mundo y que en muchos países se la identificaba con la típica españolada que simbolizaba la Carmen de Bizet", explica Antonio Iglesias que en 1958, cuando se inició la larga andadura de los cursos Música en Compostela, ya era profesor de un evento que ha dirigido durante los últimos 30 años.

Desde entonces, se cuentan por miles los alumnos que cada verano han llegado a Santiago procedentes de distintas partes del mundo para profundizar en el conocimiento de autores tan señalados como Joaquín Rodrigo, Manuel de Falla o Isaac Albéniz. "La música española es muy conocida en todo el mundo porque tiene la virtud de ser comercial, aunque nosotros en los cursos tratamos de huir del tópico. Hay que tener en cuenta que en España hay grandes compositores desde el siglo XVI hasta nuestros días", señala Iglesias.

"Segovia creó este curso porque la música española se conocía poco en el mundo"

Como explica el director del curso que se celebra a lo largo de todo el mes de agosto en Santiago, los mejores publicistas de las virtudes de Música en Compostela son los alumnos que llegan cada año a Santiago. Un gran porcentaje de los 120 que asisten a las clases de esta edición explican que decidieron inscribirse en el curso por la recomendación de otro alumno. Es el caso, por ejemplo, del israelí Nadar Lev que repite este año y que apunta que uno de los grandes atractivos para venir a Santiago de nuevo es la "atmósfera" que pudo vivir en su primera visita a la ciudad y que supone un factor decisivo para progresar en el dominio de la guitarra. Lev acaba de terminar sus estudios de guitarra en Nueva York y está muy interesado en conocer mejor a los compositores españoles porque "su música es muy importante dentro de una especialidad como la guitarra".

Dentro de las 21 nacionalidades de los alumnos que asisten este año al curso destaca por su número la presencia de españoles y japoneses, pero las clases son una auténtica ONU en la que los profesores tienen que valerse casi exclusivamente del idioma universal que supone la música. Sin embargo, las barreras lingüísticas no son un problema para unos alumnos que se declaran satisfechos por el nivel de los profesores que ofrecen clases dentro del curso. Hay que tener en cuenta que, por las aulas de Música en Compostela, han pasado figuras tan conocidas como Antón García Abril, Cristobal Halffter, Carmelo Bernaola, Tomás Marco o Luis de Pablo.

Aunque hay alumnos que son becados, otros tienen que hacer un gran sacrificio económico para cruzar el Atlántico exclusivamente con el propósito de asistir a las clases. Es el caso del argentino Alejandro Rivera, un guitarrista que ya cuenta con algún disco editado y al que su sueldo como profesor en Argentina no le permite grandes dispendios. "Siempre tuve un gran interés por la música española y Leticia Corral, una pianista de mi país, me habló sobre este curso. Me sorprende la gran capacidad de los profesores para adaptarse a las características de cada uno de los alumnos", comenta. El hondureño Jorge Elvir compatibiliza la guitarra con la medicina y también ha llegado a Santiago por recomendación de un profesor que asistió al curso. "Para mí es una gran oportunidad porque en Honduras no hay muchas posibilidades de conocer la música española". señala.

Los asistentes sólo tienen que cumplir el requisito de contar con un título superior en música. Los profesores se encargan de seleccionar a los que recibirán clases de guitarra, violín, violoncello y de otros instrumentos en distinnas aulas improvisadas en edificios nobles de Santiago. A lo largo del mes de agosto, los alumnos ofrecen conciertos en distintas partes de Galicia. Además, Santiago acoge conciertos de música española. La celebración del medio siglo de existencia ha permitido que este año la Orquesta Nacional de España ofrezca una actuación el próximo día 24. La Real Filharmonía y la Orquesta Sinfónica de Galicia también están presentes en el programa de conciertos. Pese a algunas dificultades económicas, Iglesias confía en que la música española siga sonando en Santiago durante muchos años más.

Atención al cliente

Teléfono: 902 20 21 41

Nuestro horario de atención al cliente es de 9 a 14 los días laborables

Formulario de contacto »

Lo más visto en...

» Top 50

Webs de PRISA

cerrar ventana