Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra
Entrevista:EN POCAS PALABRAS

"Busco en México pasión y contrastes"

Agustín Díaz Yanes rodará en la capital mexicana 'Sólo quiero caminar'

Ya lo intentó con su primer filme, Nadie hablará de nosotras cuando hayamos muerto, y no le salió. Esta vez sí. Esta vez, Agustín Díaz Yanes rodará en México DF su próxima película, Sólo quiero caminar, "una historia de pasión y violencia", protagonizada por Victoria Abril, Ariadna Gil, Elena Anaya y Pilar López de Ayala, cuatro actrices que ya han trabajado con él. Con guión del propio Díaz Yanes, Sólo quiero caminar echa una mirada atrás, sin nostalgia pero con ternura. "No es una continuación de Nadie hablará de nosotras cuando hayamos muerto, pero Victoria Abril, con doce años más, será la Gloria Duque de aquella historia". Díaz Yanes se rodeará de sus colaboradores de siempre: Paco Femenía, en la fotografía; José Salcedo, en el montaje, y Charlie Lázaro, como ayudante de dirección. Producida por José Manuel Lorenzo (Drive), comenzará su rodaje el 1 de febrero de 2008.

Pregunta. ¿Tras Alatriste, deja la aventura aparcada?

Respuesta. Sólo quiero caminar es una película de mujeres. A mí me gustan más las historias de mujeres que las de hombres. La única de hombres que he dirigido ha sido Alatriste.

P. ¿Cuál es la trama?

R. Son un grupo de mujeres atracadoras a pequeña escala que se dedican a descerrajar cajas fuertes de forma pacífica, hasta que se topan con violentos gánsteres y tienen que dar un paso al frente.

P. Será su reencuentro con Victoria Abril después de Nadie hablará... y Sin noticias de Dios.

R. Tengo muchas ganas de volver a trabajar con ella. Igual que con el resto de las actrices. He trabajado con todas y me siento muy cómodo con ellas.

P. ¿Qué busca en México DF?

R. Es una película que en Madrid no sería igual. España es demasiado pacífica para hacer una historia de violencia como ésta. México DF es una ciudad maravillosa para rodar, un plató fantástico. La conozco bien porque estuvo localizando para rodar Nadie hablará... En México DF hay de todo, riqueza, pobreza, rascacielos, casas bajas... Busco una ciudad llena de pasión y contrastes.

P. ¿Hay algo de nostalgia de Nadie hablará...?

R. Nada. Me venía bien. Sólo aparecerán algunos recuerdos. Reconozco mi ternura hacia esta película, pero no la he visto desde hace diez años. Ahora la tendré que ver de nuevo y me da un poco de terror.

P. ¿Es cada día más difícil levantar una película en España?

R. En mi caso, espero que después de Alatriste [recaudó 17 millones de euros] no me resulte difícil, si no es para irse del país. En España, en cierta medida, vales lo que tu película anterior. Pero sí, cada vez es más difícil. No vivimos un buen momento.

P. ¿Y a qué cree que se debe?

R. Alguna culpa tendremos nosotros. No podemos echar siempre la culpa a los americanos. A ellos también les está afectando la huida del público de las salas de cine. Es un momento muy crítico. O nos ponemos las pilas o dentro de diez años hemos desaparecido.

* Este articulo apareció en la edición impresa del Miércoles, 4 de julio de 2007