Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra
Debate de investidura

Marcos pide más lucha contra la corrupción y menos victimismo

La portavoz de Compromís pel País Valencià, Glòria Marcos, felicitó al PP y a Camps por el resultado de las elecciones y acto seguido instó al candidato popular a gestionar el éxito electoral con "inteligencia y respeto a la pluralidad". Le exigió un acuerdo global para luchar contra la corrupción y para recuperar la ética y la austeridad en la vida pública y le pidió que no recurra al victimismo para defender los intereses valencianos, en especial en materia de recursos hídricos. En este sentido, Marcos propuso al PP que "se olvide de trasvases y de propuestas irrealizables" y que presente un proyecto concreto para recuperar los acuíferos, los ríos Júcar y Segura, así como el lago de l'Albufera, y que desarrolle políticas de ahorro, depuración y reutilización de aguas.

Marcos volvía como portavoz después de ocho años y a pesar de eso se mostró algo nerviosa. Habló de sanidad, educación, cultura, servicios sociales, economía, infraestructuras, medio ambiente..., siempre en tono crítico con la gestión de los populares en esas materias. Y anunció un trabajo "riguroso" de su grupo a la hora de colaborar en el desarrollo legislativo, en su labor de oposición y de control del Consell, a la hora de defender la calidad del sistema democrático, de defender la sostenibilidad, la Universidad, la gestión pública de los servicios públicos, las políticas de igualdad y la lengua. Y entre la legislación, Marcos se refirió expresamente al urbanismo. Así, pidió a Camps que presente en las Cortes una nueva normativa legal urbanística que suponga "el freno a la destrucción del territorio y el acatamiento de la legislación europea" y que impida la reclasificación de terrenos sin "la garantía de recursos hídricos, energéticos y de servicios suficientes".

La portavoz del Compromís reclamó que se paralice la política de cesión de la sanidad al sector privado y pidió que se revierta el sistema de gestión privada de los hospitales públicos, mientras que en materia de educación exigió la retirada de la orden de conciertos de bachillerato, además de criticar que se encargue a una empresa privada la gestión de la gratuidad de libros de texto. En su réplica, Camps aseguró que en la defensa de la educación y la sanidad públicas nadie le gana y añadió que para mantener estos servicios en las mejores condiciones de calidad "la única receta" que sirve es la del PP. Y censuró a Marcos por criticarle desde el primer minuto y no concederle los "días de confianza" que se ofrecen a todo nuevo gobierno.

Sobre la intervención inicial del candidato, Marcos lamentó que en vez de un discurso de Gobierno, Francisco Camps hiciera "una especie de mitin", y que perdiera "la oportunidad de decir cuáles son las cosas concretas que propone para el cuatrienio de su futuro Gobierno", que, según la portavoz de Compromís, "debería haber sido la base" del discurso de investidura. Camps "no puede decir que sólo él es el futuro y que los demás son el pasado", consideró Marcos, para quien las palabras del candidato en ese sentido constituyen "un desprecio a los ciudadanos que han depositado su confianza en otras fuerzas políticas" distintas del PP.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 26 de junio de 2007