Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra
Los retos del transporte público

Joan Herrera exige la dimisión de la ministra de Fomento

La ministra de Fomento, Magdalena Álvarez, no debería seguir ni un día más en el cargo, vista su incapacidad para gestionar de una forma eficaz el servicio de Cercanías de Barcelona. Así lo afirmó ayer el diputado de ICV Joan Herrera. En su opinión, el último percance en la red ferroviaria catalana no es sólo consecuencia de un accidente, sino que muestra a las claras las carencias de una política que ha apostado por trenes extraordinarios (los de alta velocidad) en detrimento de los ordinarios, es decir, los que utiliza diariamente la mayor parte de la población.

"Tenemos un Gobierno muy sensible al AVE", dijo ayer Herrera, para ironizar que esa sensibilidad no impedirá que también en esa línea se produzcan retrasos, y no de horas, sino de tres años. Y eso donde el Ministerio de Fomento se preocupa, porque en los trenes de cercanías y en los de media distancia, la sensibilidad, sostuvo el diputado ecosocialista, es nula. Herrera recordó que a principios de la legislatura ICV reclamó un plan de choque para Cercanías y el Ejecutivo respondió que no hacía falta.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 26 de junio de 2007