Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Camps criticará a Zapatero y defenderá el efecto mediático de los grandes eventos

El presidente afronta hoy la investidura con un discurso continuista y de choque con el Gobierno

El presidente de la Generalitat, Francisco Camps, acudirá hoy a las Cortes con voluntad de iniciar una nueva etapa política. Libre de las hipotecas que han lastrado su gestión desde que accedió al Consell en 2003, Camps evitará la tentación de sorprender al hemiciclo con un discurso de investidura alejado del camino recorrido en estos cuatro años. Constante, casi repetitivo, el presidente de la Generalitat apostará por reforzar las políticas de bienestar social, mantener las reivindicaciones frente al Gobierno central y potenciar los grandes eventos para reforzar la imagen mediática de la Comunidad Valenciana.

El Estatut será la percha sobre la que Camps apuntalará su vocación valencianista

Camps se ha hartado de afirmar durante la campaña electoral que su programa -que incluye 1.700 propuestas- sería su programa de gobierno. El resultado obtenido el pasado 27 de mayo, una abultada mayoría absoluta de 54 escaños sobre 99, le han permitido ya poner en marcha alguna de ellas, aún con un gobierno en funciones. Así lo pondrá en evidencia el jefe del Consell en su discurso de hoy, que recurrirá a ejemplos como la puesta en marcha del bono-libro y el inicio del bachillerato concertado para el curso 2007/2008.

El jefe del Ejecutivo valenciano también mantendrá las reivindicaciones que ha mantenido vivas durante los últimos cuatro años. El trasvase del Ebro, el AVE por el corredor mediterráneo para unir las tres capitales valencianas con Tarragona, el incremento de efectivos de las fuerzas de seguridad en la Comunidad Valenciana y una mejora de la financiación formarán parte de su compromiso de gobierno. Estas reivindicaciones que tan buen resultado electoral le han dado a Camps pretenden seguir siendo la catapulta que impulse al PP en la Comunidad Valenciana para ofrecer a Mariano Rajoy los mejores resultados posibles en las próximas elecciones generales.

Pero si Camps intentará mostrarse reivindicativo en defensa de los intereses de los valencianos, también ofrecerá hoy ofertas de diálogo. Para ello, el jefe del Consell reivindicará el pacto y el consenso que tan buenos resultados le han dado. Es previsible que el jefe del Consell mencione en primer lugar la reforma de Estatut, pero también los acuerdos con el Gobierno central en materia de infraestructuras y los pactos logrados con los agentes sociales en materia de empleo.

El Estatut será precisamente la percha sobre la que el presidente valenciano apuntalará su vocación valencianista. Camps hará explícita su voluntad de desarrollar el Estatut en esta legislatura. El nuevo redactado obliga ya a modificar decenas de leyes, incluida la Ley Electoral Valenciana, para lo que instará a los socialistas a negociar. Un espacio para el que también tendrá la mano tendida hacia el grupo parlamentario de Compromís pel País Valencià, consciente de que puede acentuar las contradicciones latentes entre los socios de coalición.

En cualquier caso, Camps pondrá el acento en las políticas de bienestar social. Un acento que quiere visualizar esta misma semana con la creación de una vicepresidencia para asuntos sociales y que tendrá que coordinar la parte del león de las 1.700 propuestas electorales. Amante de la vida cotidiana, de las cosas cercanas, Camps quiere desplegar políticas de cercanía, que tengan efecto visible en los ciudadanos, en sus calles y en sus ciudades. El contrapeso a esta política estará previsiblemente en la otra vicepresidencia que está dispuesto a crear y que atenderá las cuestiones económicas.

En esta segunda rueda recaerá la responsabilidad de rebajar la presión fiscal y estimular los ingresos por el incremento de la actividad económica. Elementos con los que Camps quiere mantener viva la política de grandes eventos, una política que no incidirá ya en la realización de costosas infraestructuras con elevados costes de mantenimiento en el tiempo, sino en la realización de acontecimientos que proyecten la imagen mediatica de la Comunidad Valenciana en España y en el mundo.

El debate de investidura se inicia a las diez de la mañana con la propuesta de candidato a la presidencia del Consell que formule la presidenta de las Corts, Milagrosa Martínez, de la persona que en las consultas realizadas previamente a los grupos haya obtenido mayor apoyo.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 25 de junio de 2007