Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra
Entrevista:GERMÁN LÓPEZ | La situación en el País Vasco

"No quiero ser un héroe, sino una persona normal"

Germán López, de 60 años, concejal electo del PP en Ondarroa, el único que recogió su credencial, rebobina con resignación y cierto fatalismo, pero sin asomo de desmayo, sus 12 años de edil en el municipio costero. Lo hace en un hotel de Bilbao, custodiado por dos escoltas. "No quiero ser un héroe, sino una persona normal", dice. Casado, vive en Bilbao, pues le resultaría imposible hacerlo en el pueblo donde fue elegido. Denunciar el terrorismo y defender la unidad de España es arduo. "He abierto cinco veces el telediario con esta noticia: al concejal del PP en Ondárroa le han calentado. Claro, yo he puesto cinco denuncias. La secuencia era ésta: voy al pleno, del pleno se sale como se puede al hospital para que me hagan un parte de lesiones y después, a poner la denuncia".

López, que entró en política hace casi 30 años, con Alianza Popular (AP) y siguió con el PP, duda sobre la gestora porque, entre otras razones, "ANV dirá que no la acepta si ellos no entran. Y ellos no están invitados". Su cuarta legislatura arrancó a trompicones. "Ahora me quieren hacer un homenaje". ¿Quién? "Votantes míos (191) de Ondarroa". ¿Y dónde será ese homenaje? "En Bilbao, pero tampoco lo comunicaré. No puede saberse porque si se sabe [sus votantes] tienen un problema". El único edil acreditado dice que "la noticia no es que yo vaya a Ondarroa, que voy siempre que se me convoca; la noticia es que los otros señores no van a recoger sus cargos, aunque entiendo sus razones personales". "Y esos que dicen que ese señor del PP los tiene bien puestos", agrega, "pues si se busca para alcalde un señor que los tenga bien puestos, Iñaki Perurena (navarro, campeón de levantamiento de piedras) puede ser un buen candidato. Pero para ser alcalde de un municipio se busca a un hombre que sea coherente". Reyes dice serlo al asumir sus compromisos.

El alcalde electo, del PNV, Aitor Mururi, le telefoneó cuando viajaba hacia Ondarroa. "Me dijo: 'Germán, discúlpame, perdona que no te haya dicho que no nos vamos a presentar, pero tengo muchas presiones'. Sí, pero son las mismas que tengo yo desde hace 12 años. Porque yo ya llevo 11 años con escolta, y 11 años con una traductora euskera-español porque en el Ayuntamiento se habla en euskera".

López asume riegos, "pero Ondarroa forma parte de España y eso hay que defenderlo". ¿Cuál es el problema? La izquierda abertzale, que dice: "Aquí dominamos nosotros. No queremos que estéis". ¿Y su familia qué dice? "¿Qué va decir? Lo que no me puede decir es esto: 'nos gustaría que fueras un cobarde".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 24 de junio de 2007

Más información

  • Concejal del Partido Popular