Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Gobierno avisa de que no podrá evitar la llegada de medusas a las playas

La batalla contra las medusas está perdida de antemano. El Ministerio de Medio Ambiente no quiere engaños y ayer, al aprobar el Plan Medusa, advirtió: "

En ningún caso se podrá garantizar la ausencia completa de estos animales en las zonas de baño". El plan, dotado con 400.000 euros, pretende alertar de la llegada de medusas a las playas gracias a una red de barcos voluntarios repartidos por el Mediterráneo. El ministerio contesta las dudas más frecuentes a través de su web, www.mma.es.

El Gobierno asegura en un comunicado que el plan "se centra en la temprana detección de las proliferaciones de medusas mediante la creación de una red de observadores, que avisarán de la existencia de concentraciones de medusas y de basuras flotantes". Se trata de los barcos voluntarios que el ministerio está reclutando por el Mediterráneo. Además, impulsará una investigación para mejorar el conocimiento de las medusas y de su proliferación.

El texto añade que sólo retirará las medusas "en casos muy específicos, pero sin que en ningún caso pueda garantizarse su ausencia absoluta y con especial cuidado en no afectar a otras especies marinas". Con una alerta, avisará de la llegada de medusas a Cruz Roja y al ayuntamiento afectado para que se preparen. No utilizará redes fijas, que pueden afectar a otras especies.

Las medusas han proliferado por la falta de depredadores y de peces que compiten con las medusas por el alimento, el aumento de la contaminación y la subida de la temperatura del mar.

* Este articulo apareció en la edición impresa del Sábado, 9 de junio de 2007