Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra
Tribuna:El conflicto de la sanidad

"Promesas incumplidas" o "verdades a medias"

Destacan los autores desde el punto de vista sindical las carencias que aprecian en las inversiones en la sanidad pública de Euskadi.

Cada vez que alguna organización sindical denuncia algún déficit o reivindica mejoras en Osakidetza, al consejero Inclán no le falta ni un minuto para salir de inmediato arrojando cifras y hablando de inversiones y promesas. La consejería de Sanidad se empeña en prometer, pero la tozudez de los datos desmiente sus afirmaciones. Si hacemos un poco de historia, el 25 de abril de 2006, la Federación de Sanidad y Sectores Sociosanitarios de CCOO de Euskadi presentaba el Diagnóstico de situación del sistema sanitario en Euskadi. Allí se ofrecían abundantes datos que demostraban (principalmente) un decrecimiento de la inversión en la sanidad pública vasca.

Casi de inmediato (27 de abril de 2006), el Departamento de Sanidad, en nota de prensa, garantizaba que desde ese momento y hasta 2009 invertiría 500 millones de euros en nuestro sistema sanitario público.

El pasado diciembre, CCOO, en referencia a los presupuestos de la CAV para 2007, decíamos: "Las cuentas de Euskadi están muy saneadas, con un endeudamiento prácticamente nulo, nuestra economía crece, pero no así la inversión en Sanidad. Mantenemos porcentajes de gasto sanitario público en relación al PIB del 4,2%, muy inferior al de los países de nuestro entorno (Alemania 8,4%, Francia 7,4%), a pesar de superar con creces a esos países en PIB por habitante. Las inversiones realizadas se muestran ridículas, muy lejos de lo que consideramos necesario para ponernos, por ejemplo, al nivel de Francia. Este año representa una inversión como porcentaje del gasto del 3,7% (aunque el porcentaje medio desde 1998 a 2007 ha sido el 3,19%)".

Hace un mes (16 de abril de 2007) se presentaba el informe de ICEA (Investigación Cooperativa de Entidades Aseguradoras) que afirma: "El recurso a los seguros médicos privados se sitúa en Euskadi por encima del 25% ... [y] ... en 2005 había 528.000 vascos que contaban con algún tipo de seguro privado de salud".

Le faltó tiempo al Departamento de Sanidad para contestar y "tapar" este dato, ya que el 18 de abril de 2007 presentaron "su plan más ambicioso de modernización de los hospitales y centros de salud del sistema público", añadiendo que "desde este año y hasta 2012 está previsto invertir 600 millones de euros".

Pues bien, la realidad inversora de la sanidad pública vasca es la siguiente:

- En los últimos 10 años (desde 1998 hasta 2007, inclusive) la inversión acumulada ha sido de 664,8 millones de euros.

- Por comparar los datos de Euskadi con otros, digamos que:

- Inversión en la sanidad pública, periodo 1998-2004: promedio España, 3,68% y promedio Euskadi, 3,19%. Es decir, que la inversión en Euskadi es un 13,31% menor que la del resto del Estado, dato que se mantiene en 2005, 2006 y 2007.

- Gasto sanitario público como % del PIB, periodo 1998-2004: España, 5,31%; Francia, 7,40%; Alemania, 8,41%, y Euskadi, 4,26%. Es decir, que el gasto sanitario público en Euskadi es un 19,77% menor que en el resto del estado español, un 59,14% menor que en Francia, y un 78,16 % menor que en Alemania.

- Hay que tener en cuenta que el PIB per cápita en PPC (paridad de poder de compra) en 2005 (Base UE 25=100) es: Euskadi 125,6; Alemania, 110; Francia 108,2 y España 98.

Desde hace ya demasiados años, el Gobierno de Euskadi optó por un modelo de Sanidad en la que, cada vez más, el peso de la sanidad privada es mayor.

Más de medio millón de ciudadanos del País Vasco se pagan un seguro sanitario privado (porque "pueden" o porque "quieren") Esto lo sabe la consejería, aunque lo oculta, pero obra e invierte en consecuencia.

Si siguen estas inversiones "ridículas", a buen seguro que en poco tiempo nuestro sistema público de sanidad llegará a un deterioro irreversible.

Concluyendo: desencanto de la plantilla de Osakidetza, inversión bajo mínimos, amenazas de huelga; ¿Qué pretende hacer, señor consejero?

Pilar Ortega y Guillermo Jubierre son miembros de la Federación de Sanidad y Sectores Sociosanitarios de CCOO de Euskadi.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 6 de junio de 2007