ArchivoEdición impresa

Acceso a suscriptores »

Accede a EL PAÍS y todos sus suplementos en formato PDF enriquecido

miércoles, 6 de junio de 2007

La fábrica de envases de vidrio Crisbisbal cesa en su actividad y despide a 145 trabajadores

UGT asegura que la empresa es rentable y su situación de insolvencia es "intencionada"

Otra fábrica cierra en Cataluña. Los administradores de la compañía Crisbisbal, que se encuentra en proceso de concursal (antigua suspensión de pagos), han solicitado al juez el cierre de su planta de Castellbisbal (Vallès Occidental) y el despido de sus 145 trabajadores. Se trata del equivalente judicial a un expediente de regulación de empleo (ERE). UGT aseguró que la empresa, con clientes como el grupo de perfumería Puig o la multinacional Sara Lee, es rentable y denunció "una mala gestión intencionada" con el fin de dejarla en una situación de insolvencia "fraudulenta".

La fábrica tiene pedidos asegurados para los próximos ocho meses y, si un grupo extranjero la compra, podrá hacer dinero con ella. Así lo explicó ayer el presidente del comité de empresa de Crisbisbal, Sergio Sorolla, que en el último año y medio ha podido ver el lento declive de la compañía. "Los trabajadores llevábamos muchos meses cobrando con retraso, después de Semana Santa entró en concurso de acreedores y todo fue en cadena hasta que el 9 de mayo cortaron el suministro de gas", relata.

De esta forma dejaron de funcionar definitivamente los dos hornos en los que la fábrica de Castellbisbal producía, desde 1987, envases de vidrio con capacidad desde 50 centilitros hasta dos litros. Los representantes de los trabajadores culpan de esta situación a la dirección de la compañía, al frente de la cual está Magín Rovira Sala, tercera generación de esta saga empresarial.

Si no logran evitar el cierre definitivo, al no aparecer ningún inversor interesado en reflotar la compañía, los representantes de los trabajadores reclaman "una salida digna" para la plantilla.

Indemnización mínima

UGT reclama una indemnización de 45 días de salario por año trabajado para los 145 afectados por el cierre. Sin embargo, los administradores concursales han planteado la compensación mínima, que es de 20 días por año trabajado, con un tope de 12 mensualidades, debido al proceso concursal en el que se encuentra la compañía. Hace meses ya abandonaron la empresa una veintena de empleados temporales, según UGT.

La planta, propiedad del empresario Magín Rovira, cerró 2006 con pérdidas y dispone de más pasivo que activo, según han concluido los administradores concursales.

Los trabajadores se manifestarán hoy por el centro de Barcelona para protestar por el cierre de la fábrica y el despido de toda la plantilla, coincidiendo con la primera reunión de negociación del ERE que mantendrán el comité de empresa y los administradores concursales, con la mediación de un inspector de trabajo.

La manifestación empezará en la plaza de Espanya y recorrerá la avenida del Paral.lel hasta llegar a la calle de Albareda, donde se encuentran los Servicios Territoriales del Departamento de Trabajo.

GDX presenta los despidos

La multinacional GDX Automotive, que fabrica juntas de caucho para automóviles de Seat y otras marcas, presentó ayer ante la Generalitat el expediente de regulación de empleo (ERE) para despedir a unos 720 trabajadores de su planta de Palau-solità i Plegamans, que cerrará de forma definitiva en abril de 2008.

Ahora, el Departamento de Trabajo tendrá que citar a los representantes de los trabajadores entre el viernes y el lunes, y a la empresa para iniciar la negociación de las indemnizaciones. Fuentes del comité de empresa explicaron ayer que la GDX Automotive ha alegado unas pérdidas acumuladas de 32 millones de euros para justificar el cierre de la factoría de Palau-solità, seis meses después de haber cerrado la que la compañía tenía en el municipio tarraconense de Valls.

Propiedad del fondo de inversión estadounidense Cerberus, GDX Automotive planteó la semana pasada un cierre escalonado de la factoría barcelonesa. El 30 de julio se desmantelarán las primeras líneas de producción de la planta, el 30 de octubre las siguientes y en abril de 2008 se dará el cerrojazo final.

Atención al cliente

Teléfono: 902 20 21 41

Nuestro horario de atención al cliente es de 9 a 14 los días laborables

Formulario de contacto »

Lo más visto en...

» Top 50

Webs de PRISA

cerrar ventana