Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete

La Guardia Civil destapa la compra de votos a cambio de alimentos en una consejería de Melilla

Alimentos a cambio de votos. La Guardia Civil de Melilla ha destapado un supuesto fraude en la captación de votos por parte del Gobierno melillense, del PP, que pagaría a vecinos de la ciudad autónoma vales de alimentos de 60 euros a cambio de que votasen por correo a favor de la candidatura popular en las elecciones del próximo domingo.

El partido denunciante asegura que el Gobierno melillense se ha aprovechado del hambre de unos vecinos

Los agentes hallan vales por 60 euros, solicitudes de voto y sobres con papeletas a nombre de las mismas personas

Una juez ordenó el registro de una sede oficial de la ciudad autónoma a raíz de la denuncia de Coalición por Melilla

Un centro de formación dependiente de la consejería de Educación, Juventud y Mujer de la ciudad autónoma de Melilla guardaba vales de alimentos a nombre de hasta 25 habitantes de la ciudad autónoma firmados por el viceconsejero de Asistencia Social, Hassan Driss Buyemaa, número 19 en la candidatura del PP a las elecciones del 27 de mayo. Driss Buyemaa declaró ayer a EL PAÍS que no sabía "nada del tema". Arturo Esteban, presidente del PP en Melilla, contestó de idéntica manera y se remitió a una conferencia de prensa que ofrecerá hoy.

Junto a los vales para alimentos, por valor de 60 euros cada uno, se encontraron documentos de la solicitud del voto por correo de los beneficiarios de los vales de alimentos, el certificado censal de los mismos y, en al menos ocho casos, el sobre con papeletas de las distintas formaciones. El plazo para votar por correo terminó ayer, jueves, después de que fuera prorrogado un día.

La Guardia Civil entró ese mismo día en las dependencias de la consejería de Educación tras una orden del juzgado de Instrucción número 5 de Melilla, que decidió investigar una denuncia presentada por el partido Coalición por Melilla, la segunda fuerza política más votada en la ciudad autónoma.

Dicha formación política, había denunciado ante la Fiscalía las supuestas maniobras del Gobierno del PP en la ciudad melillense para comprar votos a cambio de vales de alimentos desde dependencias públicas, como el citado centro de formación dependiente de la viceconsejería de Bienestar Social. La Fiscalía apoyó la investigación de la denuncia y el juez la autorizó. En el registro, la Guardia Civil se incautó de 90 documentos (vales de alimentos, solicitudes de votos por correo firmadas, certificado censal y sobres con papeletas).

El centro en el que se hizo el registro se dedica, entre otras cosas, a impartir un seminario de la lengua bereber, el Tamazight, situado en la calle General Millan Astray, 2. Las clases de Tamazight son impartidas por un profesor contratado por la ciudad autónoma. El listado de la Guardia Civil con el material incautado recoge hasta ocho nombres de personas de los que se encontraron los cuatro documentos que cerrarían el círculo de la supuesta compra de votos: el vale de alimentos por 60 euros firmado por el viceconsejero, la solicitud del sufragio por correo, el certificado censal y el sobre con las distintas papeletas. Los alumnos a los que supuestamente se compró pertenecen a barrios donde los residentes son mayoritariamente de origen musulmán. En una nota manuscrita encontrada en el registro se podía leer "ofrecido 20 euros a [el nombre de la persona] por el voto".

"Un curso muy eficaz"

Mustafa Aberchan, presidente de Coalición por Melilla, denunció hace unos días que "31 alumnas que asistían a un curso de alfabetización subvencionada por la ciudad autónoma solicitaron el voto por correo en el mismo curso que aprendían las vocales". "Fue un curso muy eficaz porque en un día pasaron de no saber castellano, ni leer ni escribir a rellenar una solicitud de voto por correo", explicó ayer Aberchan. También denunció Coalición por Melilla que se estaba "jugando con personas pertenecientes a clases marginadas a las que se entregaban vales por comida a cambio de su solicitud de voto por correo y que luego este voto fuese para el PP". "Es una forma de aprovecharse de la fata de recursos de muchos ciudadanos, jugando con el hambre de las personas", señaló Aberchan.

Dionisio Muñoz, candidato por el Partido Socialista de Melilla, y líder de este partido en la ciudada autónoma, declaró: "Nos parece una indignidad la acción que han intentado llevar a cabo de compra de voto por correo. Un tema que era conocido desde hace semanas en los corrillos de cafeterias y bares de la Ciudad. No es responsabilidad solo del Consejero que firma los vales, sino de todo el Gobierno que con complicidad prepara estas acciones".

En las últimas elecciones municipales de 2003, el PP logró una mayoría absoluta holgada con 15.440 votos (el 55% del total) y 15 concejales.

* Este articulo apareció en la edición impresa del Viernes, 25 de mayo de 2007