Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra
Entrevista:MARJANE SATRAPI | Directora iraní

"Para que el velo desaparezca hace falta una evolución"

Marjane Satrapi es una mujer nacida en Irán, cuyos padres se exiliaron en Viena cuando tenía 14 años y que volvió cuatro años después a Teherán para toparse con los Guardianes de la Revolución y un matrimonio poco afortunado, y, por último, instalarse en París y publicar un cómic de gran éxito, Persepolis, que ahora, junto a Vincent Paronnaud, ha convertido en un filme de animación que hoy se presenta en Cannes.

Pregunta. El cómic no fue concebido como el story-board de un filme.

Respuesta. La narración del cómic tiene poco que ver con la del cine. El cómic es el único medio de expresión que utiliza texto e imagen y que reclama una actividad por parte del lector, que éste sea capaz de llenar lo que falta entre dos viñetas. En el cine el movimiento está ahí, en la pantalla, como las voces y la música. El espectador es más pasivo.

MÁS INFORMACIÓN

P. El libro y la película son autobiográficos.

R. Empecé a hacer dibujos para explicar de dónde vengo, cómo es mi país y mi familia. En Viena me di cuenta de que a los demás jóvenes, cuando les preguntaban de dónde venían, les bastaba con decir el nombre de una ciudad o un país. En cambio, cuando decías que eras de Teherán, era el comienzo de un interrogatorio de horas.

P. Era lógico: Irán es el primer país en realizar una revolución islámica.

R. Sí, somos el primer país en haber hecho esto y el primero en donde la gente se aleja más y más de los discursos religiosos. Irán ha cambiado mucho. Mi abuela me explicaba que, en su día, el sah prohibió que las mujeres llevasen velo o pañuelo en la cabeza y recordaba haber asistido a situaciones grotescas, como la de unos soldados exigiendo de unas lavanderas que se quitasen el pañuelo y éstas cubriéndose la cabeza con las faldas y dejando al descubierto otra cosa. Para que el velo desaparezca hace falta una evolución. En Europa el corsé desaparece cuando las mujeres tienen que realizar determinados trabajos. En Irán, a finales de los sesenta, veías chicas con las minifaldas más atrevidas, pero, al mismo tiempo, había que llegar virgen al matrimonio, no existía la pastilla y el aborto era un crimen. En Europa la minifalda es la imagen de otros derechos mucho más importantes.

P. El filme retoma el blanco y negro del cómic.

R. ¡Sí, pero le añade toda la gama posible de grises! El blanco y negro queda para los personajes y los tonos para los fondos. Las referencias han sido los filmes expresionistas alemanes y los del neorrealismo italiano. Son dos referencias artísticas surgidas de países que acaban de sufrir una guerra. Y yo hablo del Irán de la inmediata posguerra con Irak.Van Sant sigue los pasos de sus imberbes personajes con una pasión febril

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 22 de mayo de 2007