Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra
Elecciones 27M

El Compromís anima a desalojar la "corrupción, mentira y censura" del PP

Llamazares augura una "primavera política" en la Comunidad Valenciana tras el 27-M

Compromís pel País Valencià se postuló ayer como única garantía para desalojar del poder al PP, que "es el partido de la corrupción, la mentira y la censura", sentenció Glòria Marcos. La candidata a la Generalitat urgió a los ciudadanos a movilizar su voto en contra de un modelo político que acentúa las desigualdades y para cambiar "la economía especulativa por la productiva". El Parque de Cabecera de Valencia acogió un animado mitin que cerró el coordinador general de IU, Gaspar Llamazares, quien auguró que el 27-M "llegará la primavera política al País Valenciano".

"No queremos apostar por la visita del Papa, sino por un metro seguro"

La llamada a la movilización del voto para ganar "la única encuesta válida", la del 27 de mayo, fue una constante en las intervenciones ante los sondeos con resultados dispares publicados este fin de semana. También la denuncia de la corrupción en el PP, la depredación del territorio, y la oportunidad de la izquierda, el valencianismo progresista y el ecologismo de imprimir un giro a las políticas sociales y medioambientales.

Así, Llamazares se declaró convencido de que el cambio es posible en la Comunidad Valenciana y que el Compromís tendrá la llave para acabar con "el oscuro y duro invierno" de los gobiernos de Eduardo Zaplana y Francisco Camps. El líder de IU recordó el inicio "chusco" de la campaña con el anuncio del circuito de fórmula 1 en Valencia y criticó el "tsunami de la especulación". "Que no se diga que las cañas y el barrio se han acabado con la corrupción urbanística", concluyó.

La precedió en la palabra una aplaudida candidata a la Generalitat interrumpida varias veces al grito de "¡presidenta, presidenta!". "Está en nuestra mano cambiar la historia", arrancó Glòria Marcos, que destacó el "tejido de complicidad" entre los integrantes del Compromís, la "única posibilidad de alejar al PP de las instituciones y acabar con el bipartidismo". Ante el millar largo de simpatizantes, Marcos pidió el voto para acabar con un "modelo económico desigual que sólo beneficia a unos pocos y ataca los intereses de la mayoría". El PP "es el partido de la corrupción, de la mentira y la censura", aseguró la candidata, que situó el foco sobre el escaso gasto en políticas sociales -un 23,6% por debajo de la media nacional-, los barracones escolares y un salario medio más bajo que en 2000.

La censura en Canal 9, el intento de cerrar los repetidores de TV3 y la prohibición de la película Ja en tenim prou también forman parte del intento del PP por ocultar la realidad valenciana, subrayó Marcos, que criticó que la televisión pública ignore asuntos como el caso Fabra o la candidatura en una lista del hombre que asesinó a Guillem Agulló.

"Hay que hacer una apuesta clara por los servicios públicos", por la "moratoria urbanística" y por cambiar "la economía especulativa por la productiva", señaló la candidata, que rechazó los "megaproyectos" que enriquecen a personas "como Ecclestone o el yerno de Aznar" mientras hay inmigrantes que duermen bajo un puente. Glòria Marcos habló de responsabilidad y "coherencia", y advirtió que el Compromís y el PSPV, al que achacó una oposición "débil", no son "intercambiables". La coalición será "intransigente con la corrupción" y promoverá la transparencia en el patrimonio de los políticos y el autogobierno. Si gobierna, apostará por los derechos para los inmigrantes, "un metro seguro", el patrimonio y el fin de los barracones frente a visitas del Papa, la fórmula 1 o la Copa del América. "No queremos Terra Mítica, sino proteger nuestro paisaje. No queremos el Ivex ni a Julio Iglesias, sino apostar por los músicos y por la cultura en valenciano", añadió.

El número dos de la candidatura, el secretario general del Bloc, Enric Morera, animó a los asistentes a "no bajar la guardia" y alabó la "cohesión" del Compromís. "Hay partida", aseguró. Morera arrancó risas y aplausos al hablar de los diferentes Camps -"Francisco, Gerardo y camps de golf"- o con la lectura del lema del PP, Confianza. "Con fianza saldrán de la prisión", dijo al referirse a la inclusión de imputados judiciales en las listas populares como Carlos Fabra, al que apuntó por el sorprendente aumento de su patrimonio y la manipulación de censos en Castellón. Morera no dejó pasar la manipulación informativa en Canal 9 y el ataque a TV3; la vorágine urbanística frente a una planificación "de consenso" y la defensa de la agricultura en "una economía de calidad", al tiempo que denunció el acuerdo del PP y el PSPV para aprobar "un Estatuto de vergüenza".

A pesar del calor, los militantes animaron y jalearon también al resto de candidatos, como el portavoz de Els Verds, Joan Francesc Peris - "somos el motor del cambio"-; Carles Arnal, por Els Verds-Esquerra Ecologista -"desinflaremos la burbuja del PP"-; Pablo Rodríguez, de Izquierda Republicana -habló de la "derecha tripartita de Camps, Zaplana y Fabra"-, y el candidato de EU por Valencia, Amadeu Sanchis, quien defendió una ciudad participativa y abierta.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 21 de mayo de 2007