Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra
Elecciones 27M

Blanco y Pla arremeten contra Camps por "amparar, consentir y permitir" a Fabra

El PSOE pide en Elche el voto para "acabar con la crispación y acallar a los crispadores"

Una buena dosis de optimismo y algún varapalo contundente contra el PP es lo que ofreció ayer el secretario de Organización del PSOE, José Blanco, que participó en un mitin en Elche para apoyar a su candidato a la alcaldía, Alejandro Soler. El número dos socialista pidió el voto el próximo domingo para "acabar con la crispación y acallar a los crispadores", y para "salvar a España de los que apadrinan a Fabra", el dirigente del PP de Castellón. El candidato del PSPV a la Generalitat, Joan Ignasi Pla, arremetió contra Francisco Camps por "amparar, consentir y permitir" escándalos como el de Fabra.

El presidente de la Diputación de Castellón, Carlos Fabra, del PP, fue el blanco ayer de las críticas más iracundas de los dirigentes socialistas. El mandatario popular, además de las causas judiciales pendientes en las que está imputado por supuesto tráfico de influencias y fraude fiscal, simultaneó su cargo público con un negocio privado en el que asesoraba a empresas privadas.

José Blanco se empeñó a fondo para intentar movilizar al electorado progresista ante la cita electoral del próximo domingo. El secretario de organización del PSOE pidió el voto para "salvar a España de la crispación, la mentira, el urbanismo salvaje y de quieres en una mano llevan la bandera de España y con la otra se llenan la cartera", dijo Blanco en alusión a algunos cargos del PP y agregó acto seguido: "Hay que salvarla también de personajes como Fabra, el padrino de Francisco Camps". A continuación, el aspirante a la Generalitat, Joan Ignasi Pla, durante su intervención también se refirió a los escándalos que afectan directamente al presidente de la Diputación de Castellón. Pla se dirigió a los votantes que en anteriores elecciones confiaron en el PP y les recordó que "su presidente Francisco Camps consiente, ampara y permite conductas y actitudes como las de Carlos Fabra", dijo, por este motivo pidió que no apoyen al PP, "que coloca en sus listas autonómicas a políticos imputados".

José Blanco subió al escenario del Gran Teatro de Elche, ante unas 400 personas, y tras recordar que el presidente Francisco Camps, del PP, le "dedica algunas estrofas en sus intervenciones", agregó: "Pues le recomiendo que se preocupe menos de mí y más de la gente que el próximo domingo dará la espalda al PP". Blanco acusó a los conservadores que querer convertir estas elecciones municipales y autonómicas en unas primarias de las generales de 2008. "Que no tenga tanta prisa Rajoy en perder, ya llegará su derrota", dijo Blanco, que pidió un voto masivo para "acabar con la crispación y acallar a los crispadores". El dirigente socialista auguró que Zaplana y Acebes quieren recuperar el poder interno del PP y "Aznar volverá en 2008 tras la derrota de Rajoy". El dirigente socialista ironizó sobre la figura del ex presidente "quien ha dicho que hablará mucho durante este tiempo para salvar a España", y Blanco contestó: "Le di un consejo, si bebes no hables y últimamente está hablando demasiado", en referencia a Aznar. Blanco acusó al PP de "secuestrar el sentido de las elecciones municipales", por eso explicó que mientras los socialistas hablan de problemas de vivienda, urbanismo, sanidad, educación o medioambiente, el PP "sigue hablando de terrorismo, vaya donde vaya", y se preguntó Blanco: "¿De qué hablará la noche electoral tras su derrota?". Y contestó él mismo: "Quizá vean alguna extraña conspiración contra ellos".

El dirigente socialista repasó algunos de los avances sociales que ha impulsado el Gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero y sus compromisos cumplidos: retirada de las tropas de Irak, Ley de Igualdad, reforma laboral, inversiones en el aeropuerto de L'Altet y en Elche y de urbanismo. "Algunos de ellos", en referencia al PP, "aman tanto a España que quieren parcelarla y venderla", dijo. Blanco, por último, apeló a la "utilidad del voto, que no es una cuenta corriente millonaria, su voto vale lo mismo que el de Francisco Camps, y no podemos decir que mi voto es inútil y luego lamentarme de que gobierna el PP".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 20 de mayo de 2007