Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Un informe acusa a 9 comunidades de vetar a los inmigrantes en la escuela concertada

Más del 50% de los colegios privados concertados de nueve comunidades autónomas (Baleares, Canarias, Castilla y León, País Vasco, Madrid, Murcia, Navarra, La Rioja y Comunidad Valenciana) "vetan" la entrada a alumnos inmigrantes, según un informe de la Confederación Española de Asociaciones de Padres y Madres de Alumnos (CEAPA). La asociación denuncia que algunos centros puntúan a los alumnos según criterios "subjetivos" en los baremos de admisión.

Este baremo valora que el alumno aspirante tenga hermanos matriculados en el centro, la proximidad al domicilio o trabajo de los padres, la renta anual, la discapacidad o si el alumno pertenece a una familia numerosa. Además, en las comunidades denunciadas existe un punto de libre elección, que en muchos casos sirve de desempate, y que se otorga por "cualquier otra circunstancia relevante", según Lola Abelló, presidenta de CEAPA. "Es un punto opaco, se usa con total subjetividad y para cribar. En muchos centros se concede tras una entrevista. Si les cae bien la persona, sus hijos entran", sostiene.

El punto de libre elección, añade Abelló, se usa "para impedir la escolarización de un determinado tipo de alumnado". "Inmigrantes, alumnos de etnia gitana, personas con bajo nivel socioeconómico, con necesidades educativas especiales o con bajo nivel académico son los que se ven perjudicados por estos centros", según dice Abelló.

En el curso 2004-2005, sólo el 16,9% del alumnado extranjero estaba escolarizado en centros privados o privados concertados (es decir, financiados con dinero público). Estos últimos, sin embargo, acumularon el 82% de las nuevas plazas desde 2001 y tuvieron cerca de 1,78 millones de alumnos en 2005.

Ideario católico

La CEAPA denuncia el "oscurantismo" de algunos centros a la hora de demostrar si utilizan estos puntos de libre elección. En todo caso, el perfil de los centros educativos que impide la escolarización de este alumnado es, en su mayoría y según la asociación, "el de un colegio privado concertado, de ideario católico, situado generalmente en las ciudades, y que escolariza a población de clase media y media-alta". Sin embargo, Abelló aclara que no todos los centros concertados utilizan este punto de libre elección. "Hay algunos de ideario católico, generalmente parroquiales, que sí escolarizan a alumnos inmigrantes, aunque son una minoría. También hay muchos centros no confesionales, que pertenecen a cooperativas de profesores o de padres, que también acogen a todo tipo de alumnos", dice la presidenta de CEAPA.

"El uso de ese punto cribatorio hace que las escuelas públicas y concertadas que sí acogen a todo tipo de alumnos se conviertan en guetos, lo que hace que muchos padres que apoyan la educación pública desistan de llevar a sus hijos a este tipo de centros", denuncia Abelló. CEAPA ha exigido a estas nueve comunidades que retiren ese sistema de valoración.

* Este articulo apareció en la edición impresa del Sábado, 19 de mayo de 2007