Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Bush quiere que los europeos envíen sus datos por Internet antes de viajar a EE UU

Impedir la entrada a EE UU de terroristas islámicos nacidos en Europa, como los que atentaron en Londres en 2005, es lo que ha llevado a la Administración que dirige George W. Bush a poner en marcha una iniciativa legislativa que corre el riego de levantar ampollas en Europa. Washington pretende que los europeos que viajen a EE UU completen por adelantado y envíen por Internet un formulario con sus datos personales "para poder informar a la gente por adelantado si van a poder entrar en el país", según explicó esta semana el secretario de Seguridad Interior estadounidense, Michael Chertoff, en Bruselas.

Hasta 15 países europeos -incluido España- se benefician hasta el momento de un programa que exime a sus ciudadanos de tener que solicitar un visado para viajar a EE UU. La UE lleva meses tratando de incorporar a este programa a los otros 12 países de la Unión -Grecia y los 12 de las dos últimas ampliaciones menos Eslovenia-. La propuesta estadounidense, que aún debe recibir la luz verde de la Cámara y del Senado, supondría un jarro de agua fría para las instituciones comunitarias que aspiran a que los ciudadanos de cualquier país de la UE puedan viajar a EE UU sin visado.

La nueva iniciativa legislativa promete además encender los ánimos de las instituciones comunitarias, enzarzadas desde hace meses en tensas negociaciones con EE UU sobre el uso de información sobre los viajeros que cruzan el Atlántico. Washington y Bruselas negocian un acuerdo sobre la transferencia a EE UU de 34 datos personales que los viajeros que salen de Europa entregan al comprar sus billetes de avión.

La Casa Blanca considera esa información crucial para la "guerra contra el terror".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 19 de mayo de 2007