Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete

eBay crea un banco para agilizar los pagos 'online' y expandirse en Internet

PayPal dejará de ser sólo un intermediario virtual y financiará compras a empresas

Ser un mediador de pagos en Internet es complejo de entender para comerciantes e incluso para los Gobiernos. Además, muchos no se fían. Por eso, PayPal, que pertenece a eBay, la firma de subasta por Internet, se va a convertir en banco. "Todo el mundo sabe lo que es un banco", resume Brent Bellm, jefe de eBay en Europa, donde PayPal tiene 35 millones de clientes. La entidad, con sede en Luxemburgo, recibirá autorización de ese país -válida para Europa- el 2 de julio y ofrecerá su sistema de pagos virtual a todo tipo de comercios. Hasta marzo, PayPal movió 8.124 millones de euros.

PayPal sabe lo que son los retos. Ha competido contra los grandes: Citibank, Yahoo!, eBay y ahora con Google, que acaba de entrar en este negocio. PayPal se fundó en 1998 y en 2002 se rindió ante eBay, que compró el 100% del capital. Aún así, ha mantenido su especialización como medio de pagos en la red y ahora mueve 1.079 euros por segundo. Este año podría cerrar el ejercicio con unos 45.000 millones de dólares (33.200 millones de euros) de volumen total de pagos. La compañía tiene 143 millones de cuentas abiertas. Además, ofrece a sus clientes la posibilidad de hacer transferencias gratuitas entre usuarios, si no tienen a cargo a una tarjeta de crédito.

PayPal permite a cualquier persona o empresa que disponga de correo electrónico, enviar y recibir pagos a través de Internet de forma rápida. La clave de su éxito es doble: por un lado garantiza el cobro al que vende un producto. Por otro, el comprador mantiene su anonimato. No tiene que colocar en la red su número de cuenta o el de la tarjeta de crédito o de débito. El cliente se identifica ante PayPal una sola vez, eso sí, con todo lujo de detalles financieros. Una vez admitido, se le otorga un seudónimo y un número clave, con el que siempre operará.

Máxima confidencialidad

Nadie más conocerá los datos financieros del comprador y, como hasta ahora no ha sufrido ataques piratas, PayPal goza de confianza. El comprador paga a PayPal (por cualquier sistema) y éste al vendedor, que abona una comisión de entre el 1% y el 3%.

En Estados Unidos no ha tenido problemas, pero en Europa PayPal ha sentido cierto rechazo. "Muchos comerciantes y autoridades nos preguntaban ¿por qué no os convertís en un banco y nos hacéis la vida más fácil?", comenta Brent Bellm, máximo responsable de PayPal para Europa. Al final lo han hecho. El grupo tiene en Luxemburgo su sede europea, incluida la de Skype, el sistema de telefonía gratuita por Internet. Por esta razón, pidieron licencia a las autoridades de ese país para ser un banco con licencia europea. El 2 de julio entrará en vigor este permiso. Bellm niega que lo hayan hecho en Luxemburgo por ser más permisivo que otros países de Europa con las entidades financieras. "Toda la normativa europea está armonizada", asegura.

PayPal permite realizar pagos desde casi todo el globo: 103 países y con 17 divisas. En Europa, cuando sea banco, su siguiente paso será expandirse y ofrecer sus servicios a los comerciantes on line, pero no abrirá oficinas en la calle ni realizará otras actividades financieras. Tiene presencia en Austria, Bélgica, Francia, Alemania, Italia, España, Irlanda, Países Bajos, Suiza y Polonia. En el Reino Unido el 35% de los compradores por Internet utilizan PayPal, pero en el resto de Europa el porcentaje baja hasta el 23%. En España, este sistema se admite para los pagos por Internet en Correos, Pixmania y Mypixmania. Bellm no oculta que los grandes jugadores, como El Corte Inglés, son algunos de sus objetivos.

Con este paso, el gigante de subastas eBay, se hará más grande. El 21% de eBay está en manos de los fundadores y un 66% está controlado por fondos de inversión. El presidente es Pierre Omidyar, un filántropo de ascendencia iraní, familia francesa y nacionalidad norteamericana, de 40 años. Margaret Vhitman es la primera ejecutiva, con una fortuna de 1.300 millones de dólares y considerada una de las mujeres más influyentes del mundo. Otro ejecutivo es Eskander Kazin, de 41 años. Bob Kagle y Michael Jacobson, de 51 años, completan la ejecutiva.

* Este articulo apareció en la edición impresa del Martes, 15 de mayo de 2007