Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra
La carrera electoral: quedan 37 día

El ex alcalde socialista de Ciempozuelos lidera un partido independiente

Torrejón, en libertad bajo fianza, se presenta para hacer un proyecto "sin presiones"

El ex alcalde de Ciempozuelos (18.764 habitantes) que dimitió tras conocerse su supuesta implicación en una trama de corrupción, cohecho y blanqueo de capitales, Pedro Torrejón, encabezará la candidatura de un nuevo partido, tras abandonar el PSOE en noviembre. Ciudadanos Independientes por Ciempozuelos, creado el pasado marzo, se presenta para luchar "sin presiones partidistas". Torrejón asegura que en el partido, formado por otros ediles ex socialistas, coinciden personas que comparten la gestión municipal de los últimos años.

Cuando el pasado 27 de marzo Dionisio Moreno, ex concejal socialista, solicitó en el Ayuntamiento de Ciempozuelos espacio público para promocionar un nuevo partido ante las elecciones, pocos vecinos del municipio podían sospechar que esta formación estaría encabezada por Pedro Torrejón, el ex alcalde que dimitió tras conocerse presuntas irregularidades.

Pero ayer el partido Ciudadanos Independientes por Ciempozuelos anunció que la candidatura a la alcaldía estaría encabezada por Torrejón. "La plataforma se constituyó para defender los intereses de los ciudadanos del municipio sin presiones políticas", explica el ex alcalde. "No quiero un grupo con la tensión de obtener un determinado resultado electoral. Quiero un grupo que esté a disposición de los ciudadanos", sostiene el ex alcalde que permaneció varios meses en prisión.

Torrejón cuenta que decidió integrarse en el partido tras varias reuniones con otros ex concejales socialistas, que defendían la continuidad de la gestión que "veníamos realizando durante los últimos años". Cuando se le pregunta qué papel desempeñará su partido tras los próximos comicios por los posibles pactos que se produzcan, Torrejón indica que aún no se plantean ningún acuerdo. "El papel que tendremos será el que nos atribuyan los vecinos", precisa.

El ex alcalde reconoce que respeta "profundamente" su antiguo partido, el PSOE. "Los partidos los hacemos las personas, las siglas representan unos ideales, que son los mismos del PSOE que aún defiendo". El nuevo aspirante se muestra afectado por el proceso judicial en el que aún está inmerso. "Respeto el proceso judicial, pero no comparto el auto ni la precipitación con que se me acusó de delitos urbanísticos", se lamenta mientras lanza un agradecimiento a los vecinos: "Se han portado muy bien durante todo el proceso. Han demostrado una gran madurez".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 20 de abril de 2007