ArchivoEdición impresa

Acceso a suscriptores »

Accede a EL PAÍS y todos sus suplementos en formato PDF enriquecido

martes, 10 de abril de 2007
Reportaje:

El correo basura llega al móvil

Miles de mensajes de 'spam' intentan que los 42 millones de abonados piquen. Y paguen

"Hey, ya que vivimos cerca a ver si quedamos ". Si recibe este mensaje en su móvil, tenga cuidado. No se trata de un viejo compañero de colegio, ni de una admiradora secreta que desea contactar con usted. Es spam. Y buscan su dinero.

Y es que el spam, el correo basura no deseado, ya no es sólo territorio del correo electrónico. Los spammer han encontrado un nuevo filón: el teléfono móvil. Miles de mensajes cortos de texto (sms) están llegando a los móviles de los más de 42 millones de abonados que hay en España. Con textos que prometen premios o que quieren dar a entender que se trata de un mensaje personal de un amigo, un familiar o un conocido se trata de inducir al usuario a que responda mediante otro sms, generalmente a un número corto de cuatro dígitos. Y ahí esta el peligro. Cuando el cliente responde no está enviando en realidad, un mensaje de texto normal -cuyo coste medio es de 0,15 euros- sino un sms premium, mensajes especiales que valen entre 0,3 y 1,8 euros.

Las malas prácticas no quedan ahí. Una vez que el usuario pica o bien se intenta que mande otro mensaje o se le suscribe a un servicio no solicitado de envío de sms. Darse de baja del mismo es una tarea muy complicada. Para hacerlo el cliente debe mandar otro sms premium, es decir, pagar una vez más.

El objetivo último de los spammers es, precisamente, hacer negocio cuando el cliente responde. De la cantidad que paga, una parte -entre el 40% y el 60%- se la lleva el spammer, pero el resto es para la compañía de móviles.

Tal vez por ello, las operadoras consideran que es un "tema delicado" y guardan silencio sobre su política de seguridad. Vodafone señala que una vez que recibe la denuncia y comprueba que realmente se trata de spam, retira la asignación del número corto a la empresa proveedora que ha contratado el servicio para envío masivo de sms.

Otras operadoras extranjeras son menos tolerantes con esta práctica. La estadounidense Verizon Wireless demandó a la empresa Specialized Programming and Marketing y a su propietario, Charles Henderson, por el envío de 100.000 sms a sus usuarios prometiéndoles unas vacaciones de premio. Una sentencia del pasado mes de febrero le dio la razón y condenó a los spammers a una multa de 200.000 dólares -unos 148.920 euros.

En principio, los sms premium son un negocio legal que mueve al año más de 400 millones de euros. Pero el spam, incluyendo el que se efectúa por sms, está prohibido estrictamente por la Ley de Servicios de la Sociedad de Información y de Comercio Electrónico (LSSI)

La ley señala que para el envío de estos mensajes se debe obtener con carácter previo, el consentimiento del destinatario; identificar el mensaje con la palabra "publicidad" y establecer procedimientos sencillos para facilitar la revocación del consentimiento por el usuario. Pero las empresas se saltan la legalidad e incumplen esa normativa. Por eso, el Ministerio de Industria prepara una regulación específica para los sms premium, que son utilizados no sólo para hacer publicidad, sino por programas de televisión.

La Asociación de Empresas Servicios a Móviles (AESAM), agrupa a las 12 compañías más importantes de este negocio, ya que gestionan el 80% del tráfico de sms premium. La Aesam ha puesto en marcha una línea telefónica (902 93 46 12) que ofrece la posibilidad de hablar directamente con la empresa proveedora. El problema es que generalmente las empresas fraudulentas no están asociadas.

Como ocurre en Internet, los sms spam han ido afinando su forma. Los primitivos eran muy toscos en su redacción y demasiado evidentes. "Si quieres sexo, yo te lo puedo dar. Buscame en el ..." Los sms actuales apelan más a la psicología cuando no a los sentimientos del cliente. Estos son algunos casos reales.

- Promesa de premios. "Soy ana enviar promotv al 5959 y rellena la encuesta q te dan un regalo por contestarla, a mi me han regalado un portatil, diselo a los demas..lo vi en la tele"

- Quiero conocerte. "Una persona ha intentado contactar contigo y no ha sido posible. Te ha enviado un SMS, para leerlo envía la palabra VER al 5523, te gustará". Y una variante del anterior: "Una persona te ha enviado su foto, puede ser un amigo, un amor, un desconocido, para recibirla envia la palabra FOTO al 5069, foto real, c1.4m quien sera?"

- Me conoces. "Hey, ya que vivimos cerca a ver si quedamos" Este es uno de los más sofisticados porque combina el móvil con Internet. Cuando el cliente responde desde su móvil "¿quien eres?" se le carga 1,2 euros (+ iva) y se le remite a una página web (www.enviagratis.net u otras) en el que hay un completo listado de envío de sms presuntamente gratuitos. Sin embargo, para tener derecho a enviar esos mensajes el usuario debe registrarse mediante el envío de un sms que cuesta 1,2 euros. Las páginas las comercializa la empresa panameña Netlinks.

- Cadenas. "100 sms gratis y 100 minutos libres por reenviar ese mensaje a 10 contactos". En realidad, no se trata de un fraude porque detrás no está ninguna empresa. Sólo pretenden provocar el reenvío masivo de sms y, como mucho, el colapso de la red. A finales del año pasado, las víctimas fueron los usuarios argentinos que provocaron una avalancha de reclamaciones.

Correo basura enviado a un teléfono móvil. / GORKA LEJARCEGI

Atención al cliente

Teléfono: 902 20 21 41

Nuestro horario de atención al cliente es de 9 a 14 los días laborables

Formulario de contacto »

Lo más visto en...

» Top 50

Webs de PRISA

cerrar ventana