ArchivoEdición impresa

Acceso a suscriptores »

Accede a EL PAÍS y todos sus suplementos en formato PDF enriquecido

martes, 27 de marzo de 2007
Reportaje:

Una ocasión única para los bohemios

Centenares de personas participan en la décima noche de Max Estrella en Madrid

Dicen que no hay nada peor que ser bohemio cuando ya no hay bohemia, pero Valle-Inclán puede estar tranquilo. La ruta que el escritor hacía cada noche regado de absenta, y que un día recorrió su personaje Max Estrella en Luces de Bohemia, goza de una buena legión de fieles. Ayer, más de 300 aprendices de personajes de teatro siguieron los pasos del genial personaje, en la décima edición de la Noche de Max Estrella, celebrada dentro de los actos del Día Mundial del Teatro y organizada por una serie de personas del mundo teatral madrileño.

A las siete de la tarde y con una puntualidad muy poco bohemia, comienza un paseo que lleva a los asistentes por los rincones principales de la obra más conocida de Valle-Inclán. Ignacio Amestoy, director de la Escuela de Arte Dramático, ejerce de maestro de ceremonias de lo que, entre los organizadores, se define como "una reunión de bohemios". Para Amestoy, el bohemio es todo aquel que está "incómodo con la situación consumista actual" y que se muestra crítico "con una realidad que huye de la crítica".

"En las calles de Madrid, hace algunas décadas, se libraba una simbólica batalla entre los bohemios, que aspiraban a vivir del cuento, y los llamados sportman, que serían los metrosexuales contemporáneos", cuenta Juan Carlos, historiador experto en la materia. Hoy los bandos están descompensados. "Ahora casi todo el mundo es burgués, ¡con lo mal visto que estaba eso antes entre los intelectuales!", exclamaba la periodista Rosana Torres en la segunda parada del recorrido.

La marcha continúa y frente a la Buñolería de San Ginés se actualiza un diálogo con Don Latino. Lo representan Roberto Cerdá, director, y el actor Alberto Jiménez. En la charla, un viejo explica a un joven lo que es el esperpento. Cuando termina, el chico sólo hace una observación: "Eso no es el esperpento, es el periódico de hoy".

"Con hijos no se puede ser bohemia", dice una mujer. Mari Cruz se ríe. A ella, junto con otras compañeras, las ha traído a la marcha Encarna, su profesora de literatura en el centro de enseñanza para mayores Dulce Chacón. El paseo va llegando a su fin. El actor Miguel Gallardo emociona al público reivindicando al poeta Armando Buscarini frente a la casa de Valle en el Ateneo y el candidato del PSOE a la alcaldía, Miguel Sebastián, aprovecha la ocasión para dar un mitin político que enfada a alguno de los presentes.

Ya es noche cerrada en Madrid, y en el Círculo de Bellas Artes suena el himno de los peregrinos, el "Babilonio". Después llega la tradicional chocolatada para reponer fuerzas y hacer frente a una noche que, cuando menos, se promete bohemia.

Atención al cliente

Teléfono: 902 20 21 41

Nuestro horario de atención al cliente es de 9 a 14 los días laborables

Formulario de contacto »

Lo más visto en...

» Top 50

Webs de PRISA

cerrar ventana